Miles de personas ovacionaron a la Vinotinto sub-20 en el Estadio Olímpico de la UCV

La selección venezolana masculina sub-20 llegó a Venezuela este martes en un avión de la aerolínea Air France que los trasladó desde París a Maiquetía, luego de que los criollos viajaran de Corea del Sur a la capital francesa como primera escala en su periplo de regreso al terruño.

Los venezolanos fueron recibidos por sus familiares y por cientos de personas en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar pasadas las 2:30 de la tarde de este martes y desde allí, emprendieron una caravana hacia el Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, escenario en el que casi 25 mil personas ovacionaron a la selección que finalizó como la segunda mejor del Campeonato Mundial de la categoría disputado en tierras asiáticas.

Los criollos llegaron en tres autobuses al estacionamiento del Olímpico y los fanáticos comenzaron a gritar y a cantar en honor a los jugadores, quienes todavía no se bajaban de los vehículos. Poco después de las 4:30 de la tarde, los jugadores y el cuerpo técnico pisaron el suelo del estadio y caminaron hacia los vestidores para una reunión previa a la celebración, para la cual había una tarima dispuesta en el medio del campo.

Mientras tanto, en la afición izaban banderas, mostraban con orgullo sus camisetas vinotinto y dejaban ver las decenas de pancartas que llevaron para alentar a los jugadores.

“Vine desde los Valles del Tuy a demostrar mi apoyo a la súper Vinotinto. Son mis héroes“, dijo Ledney Morales, quien esperó a la selección en el estadio desde temprano.

Los estudiantes de la UCV aprovecharon la oportunidad para gritar consignas en contra del Gobierno de Nicolás Maduro y de los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes custodiaban la seguridad en el estadio de fútbol.

A las 5:15 pm salieron los 23 jugadores al campo junto al cuerpo técnico y con el DT Rafael Dudamel, quien llegó acompañado por sus padres.

El seleccionador criollo agradeció a la afición por el apoyo. Foto: Iván Reyes

Luego de un video resumen del viaje de la Vinotinto para el Mundial Sub-20 de Corea del Sur, los jugadores se fueron sumando uno a uno a la tarima mientras el público los ovacionaba. Yangel Herrera y Adalberto Peñaranda no pudieron acudir al evento, pero enviaron videos para expresar su alegría y agradecimiento por la recepción en Caracas.

Futbolistas como Samuel Sosa, Sergio Córdova, Nahuel Ferraresi, Ronaldo Peña, Ronaldo Lucena, Yeferson Soteldo y Wuilker Fariñez fueron los más ovacionados por el público que también respondió con aplausos y gritos a los demás jugadores del combinado criollo.

Ronaldo Lucena fue ovacionado por las personas. Foto: Iván Reyes

Luego de las palabras de cada uno de los muchachos y del propio Dudamel, la Vinotinto emprendió la vuelta olímpica, algo que tradicionalmente hacen los equipos campeones para celebrar más cerca de sus seguidores. Fue allí cuando la algarabía de los jugadores y del público estalló. Los fanáticos cantaban y aplaudían a los futbolistas, mientras estos respondían con agradecimientos y reverencias a lo largo de la ruta de los 400 metros planos de la pista atlética del Estadio Olímpico de la UCV.

Los guerreros vinotinto se despidieron de la gente que los homenajeó e ingresaron a los vestuarios para luego salir hacia el hotel Gran Meliá Caracas en Sabana Grande.

  • LUIS

    DIOS ME LOS CUIDE CAMPEONES,,!!!! COPA DE ORO,,Y DIAMANTES,,,,,PARA USTEDES,,,,,,,,Y SUS SEGUIDORES,,,,SI SE PUEDE,
    LAS FRANELAS DICEN MUN DIALISTAS O SOCIA LISTAS,,,,,,,,,,,que cosa es,,,,,,,,, DE TODAS MANERAS CONGRATULACIONES CONNACIONALES !!!,,,,,,,,,,,,,HONOR Y GLORIAS,,,,COPA DE PLATA,,,,SUB CAMEPONES PARA EL MUNDO,,,,PERO CAMPEONES PARA VENEZUELA Y AMÉRICA,,, así se logran las cosas en equipo y hermanados,,,,mas pies y mas manos hacen la lucha posible para un triunfo,,,,,,,,,,DIOS ME LOS CUIDE CAMPEONES,,,,,,!!!!
    ,http://www.mundoeurolatino.com/wp-content/uploads/2015/07/tumblr_n8tqv6DvM41t0v1bco1_500-500×330.jpg

  • enepe

    Que viva la VINOTINTO carajo…. GRACIAS CHAMOS, GRACIAS