“Metimos 13 años de vida en tres morrales”, relata venezolana en Houston #Harvey

“Elina, no te desesperes”, se repetía una y otra vez, aunque afuera la lluvia no cesaba. Desde la entrada de su casa en Houston (Texas), Elina Rees veía cómo el nivel agua seguía aumentando y se acercaba cada vez más al garaje. Dentro de su casa estaban su esposo, su hijo de 11 años y su perro Río, pero ninguno tenía la posibilidad de salir: los cerca de seis kilómetros que conforman la urbanización en donde viven estaban inundados. El pasado lunes 18 de agosto, la venezolana y los suyos fueron evacuados de su residencia debido a los estragos causados por la tormenta tropical Harvey en la ciudad tejana.

La familia, que reside en Estados Unidos desde hace 13 años, tomó todas las previsiones: cargar baterías, comprar alimentos no perecederos, llenar el tanque de gasolina, reforzar puertas y mover los muebles al piso de arriba de la casa. Pero de poco sirvió cuando vieron que el nivel del agua empezó a crecer 30 centímetros por hora, aproximadamente.

“Los números del servicio no contestaban”, indicó la venezolana a Efecto Cocuyo vía telefónica. Al igual que ella, los vecinos intentaron alertar sobre la situación a través de las líneas dispuestas por el Gobierno estadounidense, pero estaban colapsadas. Fue en ese momento de angustia que Elina, quien trabaja como coach, se volcó a las redes sociales para pedir ayuda.

A las 10:00 am alertó a través de su Facebook a sus amigos y conocidos sobre la crecida del nivel del agua en su comunidad. Muchos preguntaron cómo podían ayudar y la venezolana les respondió que la única forma era compartiendo la información.

“Lloraba escondida para que mi hijo no me viera, pero me veía los ojos rojos y me preguntaba qué pasaba. Yo le decía: Nada, mi amor. Todo está bien. Ya vienen los rescatistas. Era mentira, aún no venían”, recordó Elina.

Las horas pasaban y la ayuda no llegaba. No fue sino a las 3:00 pm que unos voluntarios remaron hasta la comunidad y lograron sacarlos. Elina, su esposo, su hijo y su perro se montaron en un kayak para dos personas. El nivel del agua seguía creciendo. “Metimos 13 años de vida en tres morrales, pero esa fue la parte más fácil”, aseguró. Solo su hijo llevó mudas de ropa consigo, ella y su pareja cargaron consigo laptops, papeles de la casa, pasaporte y demás documentos personales.

Parte del trayecto que recorrieron Elina y su familia para poder llegar a la camioneta que los trasladaría hasta el refugio

En medio del trayecto, la familia se cambió de un kayak a un bote. Luego atravesaron más calles inundadas hasta llegar a un sitio donde esperaba una camioneta que los trasladaría al refugio habilitado en el Klein Multipurpose Center, un centro de conferencias de Texas.

“Allí había pilas de ropas y de zapatos. Al otro lado había pizza, sánduches y papitas. Tenían una parte que era para las mascotas de las familias rescatadas“, explicó. Allí vieron familias completas, niños, abuelitos, perros. “Había mucha gente. No había idioma, había gente muy vulnerable”, contó.

Elina y su familia pasaron cuatro horas en el refugio. A través de sus redes sociales, unos amigos de Maracaibo que también residen actualmente en Houston se trasladaron hasta el lugar para ofrecerles hospedaje en su propia casa. No fue sino hasta el miércoles al mediodía que Elina regresó a su hogar.

Agradecida se sintió Elina cuando llegó al refugio con su familia

“Yo venía con el corazón en la boca. Afortunadamente solo se metió agua en el garaje. Al parecer, la altitud nos favoreció”, aseguró. Después de la experiencia que atravesó junto a su familia con el paso de Harvey, dice que seguirá usando sus redes sociales para solicitar toda la ayuda que sea necesaria para los demás afectados.

Pese a lo difícil de la situación, Elina aseguró que nunca olvidará el momento en el que entró en el refugio. “Solo me pidieron el nombre de cada uno de los miembros de mi familia, incluyendo al perro, y el lugar de donde nos evacuaron. Más nada”, relató. “Estoy agradecida con Dios y la vida. Me sentí querida al ver ese lugar tan grande, con tanta ropa y tanta gente que quería ayudar de gratis”, expresó.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply