Merideños afectados por represión, disturbios y saqueos en las últimas 72 horas

Durante los tres días de protestas continuas en el estado Mérida, se han registrado saqueos, manifestaciones y enfrentamientos entre funcionarios de los cuerpos de seguridad con manifestantes, que han dejado un saldo de una persona fallecida y al menos 330 heridos.

La capital del estado y la ciudad de El Vigía fueron las poblaciones en las que se registraron mayores disturbios entre el lunes 8 y el miércoles 10 de mayo, mientras grupos opositores protestaban en contra de las políticas de Nicolás Maduro y, luego de ser reprimidos, denunciaron que civiles armados dispararon en contra de los manifestantes.

En la ciudad de Mérida, el lunes 8 de mayo durante un enfrentamiento entre efectivos de las fuerzas de seguridad del estado y manifestantes, se conoció que “colectivos” armados dispararon en contra de quienes se encontraban en las inmediaciones del viaducto Campo Elías, dejando tres heridos de bala. Entre ellos se encontraba Anderson Dugarte de 32 años, quien dos días después falleció tras haber recibido un impacto en la cabeza. 

Este miércoles se convocó a una movilización “Mérida marcha unida por la salud”, en donde médicos, enfermeras, pacientes y ciudadanos, se dirigieron a la sede de la Defensoría del Pueblo, a la Contraloría de la entidad y a la Corporación de Salud (Corposalud), para exigir que se tomen medidas con la crisis de salud en la entidad.

En el mismo día, en Ejido, ciudad cercana a la capital del estado, manifestantes trancaron calles en protesta contra el Gobierno Nacional, lo que hizo que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) les enfrentaran con tanquetas, perdigones y gases lacrimógenos durante toda la tarde.

En El Vigía, municipio Alberto Adriani, durante la noche del martes 9 de mayo, fueron saqueados varios locales comerciales de las avenidas 15 y 16 en centro de la ciudad. Los disturbios fueron generados por personas que, aprovechando el cierre de calles por opositores que levantaron barricadas en algunos sectores.

En la capital de la entidad andina, usuarios de Twitter reportaron este miércoles represión en el sector Cardenal Quintero desde pasadas las cinco de la tarde, lo que ha afectado a niños y ancianos residentes del lugar, que no estaban realizando ninguna protesta.

Vecinos aseguran que los efectivos de la GNB llegaron a la comunidad disparando perdigones de plástico y lanzando bombas lacrimógenas sin motivo alguno, puesto que no habían trancas realizadas por manifestantes, solo un grupo de jóvenes en la entrada de uno de los edificios resguardándose de la lluvia.

La comunidad se encuentra cerca del viaducto Campo Elías, lugar que durante las protestas de abril y mayo ha sido escenario de violentos enfrentamientos.

La Policía del estado Mérida reportó que detuvo a cinco personas en flagrancia, quienes portaban un revólver calibre 38 con dos cartuchos sin percutir, una escopeta calibre 16 milímetros, un televisor plasma de 21 pulgadas marca Rania, y una plancha de cabello marca Titanio.

En las instalaciones de la Cámara de Comercio y la Industria de El Vigía y el Sur del Lago (Cavisur), se realizará este jueves a las 4 de la tarde, una reunión con sus agremiados para medir los daños a los locales atacados.

Por los saqueos en El Vigía, opositores y oficialistas se acusaron mutuamente. El alcalde del municipio Alberto Adriani, Juan Peña, acusó este miércoles 10 de mayo, al dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Rodolfo Zerpa, a los concejales oficialistas Alexis Azuaje y William Jiménez y el coordinador municipal de educación, Alexis Rodríguez, de ser quienes lideraron los ataques.

Zerpa, quien fue candidato para la alcaldía del municipio en donde ocurrieron los hechos vandálicos, señaló por su parte a líderes de oposición como responsables de incitar los destrozos en la ciudad.

(Visited 108 times, 10 visits today)