Médicos e ingenieros exigen dotar con plantas eléctricas a hospitales ante crisis energética

La planta del Hospital Periférico de Catia tuvo problemas para arrancar en medio del apagón que afectó a la Gran Caracas el pasado lunes, 5 de marzo. En el Hospital San Rafael los médicos tuvieron que atender un parto a la luz de las velas luego de que una avería dejara sin el servicio a parte de la entidad zuliana y a otros estados la segunda mitad de febrero. Ante los cada vez más frecuentes cortes de luz, médicos e ingenieros electricistas exigen dotar a los centros de salud con plantas eléctricas.

“Cuando falla el servicio eléctrico en un quirófano o en una sala de incubadoras, la vida de los niños y los adultos mayores es la que se interrumpe”, denunció Winston Cabas, presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y profesiones afines (Aviem).

En una sesión realizada en el Colegio de Ingenieros de Venezuela este jueves, 8 de febrero, el ingeniero electricista explicó que los hospitales venezolanos no cuentan con plantas ante una emergencia eléctrica ni con un sistema de protección para los equipos médicos en sus instalaciones.

Lea también: Sobretensión en línea Tacoa-Convento causó apagón y fallas, según Colegio de Ingenieros

Los hospitales que están dotados con plantas generadoras también se quedan a oscuras en caso de alguna eventualidad debido a que no cuentan con los insumos necesarios para ponerlas en funcionamiento.

“Lo ideal es que todos los hospitales con hospitalización y cirugía cuenten con una planta eléctrica, pero estamos fallando porque traen productos de mala calidad que se dañan al poco tiempo”, advirtió el doctor Rafael Orihuela, exministro de Sanidad. “Hay centros que tienen la planta, pero no el combustible para que esta arranque. Hay algunas que funcionan con diésel o con gas, y no tienen ninguno hospitales“.

Orihuela agregó que no son solo las unidades de cuidados intensivos o los ventiladores los que se paralizan cuando hay una interrupción del servicio eléctrico. También los equipos médicos especializados se resienten cuando hay una falla o un bajón de energía.

Lea también: Reportan apagón en sectores de Vargas, Miranda y Distrito Capital

“Al igual que como ocurre en las casas, en los hospitales los equipos se queman y se dañan cuando hay cambios bruscos en el suministro de energía. Se puede parar un tomógrafo porque la tarjeta madre se dañó y después no hay cómo repararlo porque se necesitan técnicos especializados en el mantenimiento de estos aparatos”, explicó el exministro de sanidad.

Tanto Orihuela como Cabas proponen tomar acciones para “paliar” la crisis energética que se vive en los hospitales con la dotación de plantas eléctricas. El exministro de Sanidad exige que se realice el mantenimiento preventivo a los equipos, mientras que el ingeniero electricista promueve convocar a profesionales de la ingeniería y del sector salud para trazar un plan con soluciones a corto y mediano plazo.

(Visited 8 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!