Mayoría de privados de libertad en Policarabobo carecen de cédula de identidad

En la Comandancia General de la Policía de Carabobo, donde hace una semana hubo un incendio trágico, la cotidianidad carcelaria regresó. Los parientes acuden diariamente para suministrar los alimentos a sus privados de libertad, mientras esperan que se concrete el traslado a un centro penitenciario.

Sin embargo, para que ello ocurra, es requisito que los detenidos demuestren su identidad mediante su cédula, pero la mayoría carece de este documento, según declaró a Efecto Cocuyo una fuente del Ministerio para el Servicio Penitenciario. 

“Los funcionarios no dicen nada, son ellos (los privados de libertad) quienes dicen que los van a trasladar. Pero hasta ahora solo se han llevado a 15 polipresos (policías detenidos)”, dijo Margarita (nombre ficticio), la hermana de uno de los recluidos en las celdas de detención preventiva de Policarabobo, ubicada en la calle Navas Espínola.

Ella dijo a Efecto Cocuyo, vía telefónica, que 31 presos permanecen en las instalaciones del gimnasio de la comandancia. Hasta ahora no ha podido ver a su hermano y solo se comunica con él a través de los barrotes de las ventanas.

En la mañana del miércoles 28 de marzo en la comandancia se originó un presunto motín y luego un incendio en el que murieron 68 personas, según el parte oficial. Margarita y otros familiares insisten en que las víctimas son más de 100.

En esta sede de Policarabobo había tres áreas de reclusión. La afectada por el incendio, que aún no ha sido rehabilitada, es la destinada para los reos por delitos comunes. Margarita agregó que el área destinada para los funcionarios detenidos se mantiene intacta y hay aún personas recluidas allí.

También permanecen en el recinto policial los presos a quienes se les conoce entre parientes y reclusos como “Los Manchados“, personas presas por violación o daños a niños y que infringieron las normas impuestas por los demás privados de libertad.

Retraso en los traslados

Una fuente del Ministerio para el Servicio Penitenciario indicó a Efecto Cocuyo que se han realizado reuniones entre este ente, Fiscalía, Tribunales y la policía para evaluar la logística del traslado.

Reveló que la mayoría de los detenidos en este centro policial no poseía cédula de identidad, por lo que se ha retrasado el proceso. Además revisan los expedientes de los privados de libertad, pues el Ministerio se niega a recibir en las cárceles formales a personas que no hayan llegado a la etapa de juicio.

Las leyes venezolanas obligan al traslado de las personas, una vez son privadas de libertad por un tribunal en la audiencia de presentación, la cual debe ocurrir en el lapso de 72 horas después de una aprehensión.

La fuente recordó que los requisitos para que un detenido sea ingresado en un centro penitenciario son: plena identificación de la persona, haber pasado por la audiencia de presentación, tener un proceso judicial iniciado, ya sea en tribunales de control, juicio o ejecución de pena, y revisión física que constate su estado de salud.

Agregó que este último requisito busca evitar la proliferación de epidemias en la población reclusa.

El fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tarek William Saab, acusó a la lentitud a la hora de ejecutar juicios y sentencias de propiciar el hacinamiento en los calabozos de este centro y pidió que el suceso “sea una gran alerta nacional para que comencemos un trabajo realmente definitivo para el deshacinamiento de las estaciones de policía”.

Lea también:

Tarek William Saab pide “declarar en emergencia” sistema judicial venezolano

Imputan a cinco funcionarios de Policarabobo por la muerte de 68 personas

66% de la población recluida resultó afectada por motín e incendio de Policarabobo

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comments

comments

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!