Mataron a activista de Primero Justicia durante un tiroteo a la entrada del Metro

El viernes 20 de enero en la tarde, el barullo de la avenida Sucre de Catia se vio superado por el sonido de las balas. Al parecer, un enfrentamiento entre policías y malandros se estaba gestando en el sitio. La estación Agua Salud del Metro de Caracas, tuvo que suspender operaciones por el tiroteo y algunos comercios también bajaron sus santamarías. El saldo oficial de ese encuentro violento fueron dos funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y dos supuestos “malandros”.

Esa era la versión policial que suministraron las fuentes ligadas con el Cicpc. En esa versión se asegura que los funcionarios estaban en un operativo junto con un supervisor de la División Contra Homicidios; al ver a unos sospechosos le dieron la voz de alto y estos esgrimieron sus armas y atacaron a la comisión, resultando heridos los detectives de la División Contra Robos de Vehículos, Oscar Parra y Gabriel Rojas, aí como también los supuestos delincuentes, quienes murieron cuando los ingresaron al Hospital Vargas.

orwen-mena-pj-catia-copiaLo que no cuenta este parte es que uno de los fallecidos era un dirigente vecinal, militante de Primero Justicia, que iba camino a su casa después de tener una reunión con varios de sus pares. Orwin Alexander Menas Betancure de 30 años de edad, es padre de dos hijos y su esposa está embarazada.

“Él tuvo un evento de cine calle en Catia y luego fue a una reunión en La Pastora con otros dirigentes vecinales. De allí le dieron la cola hasta Agua Salud para que él tomara el metro hasta Carapita. Pasaron horas y él no llegaba a la casa. Como hace una semana le robaron el celular, me preocupé. Su hermano y yo salimos a buscarlo por hospitales y la sorpresa nos la dieron en el Vargas”, narró Zulimar Gil, esposa de la víctima, cuando este domingo 22 acudió a la Morgue de Bello Monte, en Caracas, para reconocer el cuerpo de su esposo. Allí los doctores les indicaron que dos cuerpos sin vida fueron ingresados provenientes de Agua Salud. El hermano de Orwin fue el encargado de reconocerlo. Era él.

Orwin era licenciado en Administración de Aduanas y tenía tres años como dirigente vecinal en Carapita. Su esposa pidió que no lo criminalizaran porque él jamás estuvo armado y era una persona trabajadora.

El diputado y presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, estuvo en la morgue de Bello Monte para acompañar a la familia. Pidió que se investigara el hecho porque “se veía que era una ejecución extrajudicial y no un enfrentamiento” y se sumó al dolor de los allegados del dirigente así como al de cientos de venezolanos que para la fecha ya sufren la pérdida de un pariente a manos de la violencia.

orwen-mena-julio-borges-morgue-de-bello-monte-copia

Extraoficial

Vecinos de la zona indicaron que el viernes 20 de enero, antes del operativo, a los dos fallecidos no se les dio la voz de alto que corresponde a la autoridad cuando divisa a un sospechoso. Lo que ellos vieron fue una discusión entre los Cicpc y las dos víctimas. Aseguran que no estaban armados.

Otra parte de la historia que se conoció fue que el operativo que realizaron los funcionarios ese día se debió al robo de la moto de alguno de sus compañeros de armas.

 

(Visited 7 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply