Madre de joven herido en Mercal Guatire: Salió a buscar comida y casi lo matan

A las 2:00 pm Sonia Avariano no estaba en su casa este martes 14 de junio, junto a sus cuatro hijos menores de edad, como suele hacerlo. Sonia “agarraba sol” afuera del Hospital Domingo Luciani. Su hijo de 16 años estaba en emergencia, con un tiro en la cara y la pierna fracturada por el paso de otro proyectil.

A Keiner Eduardo Romero Avariano le dispararon mientras esperaba su turno para comprar alimentos en un local de Mercal ubicado en la comunidad de El Rodeo en Guatire. “No es justo que uno salga a comprar comida y casi lo maten“, exclamó Sonia.

El día anterior, poco antes de salir de casa, el adolescente calmó a su madre: “tranquila mamá, hoy falto (a clases), pero voy a Guatire a ver qué consigo“. En Caucagua, donde vive la familia compuesta por ambos padres y cuatro adolescentes, no hay sedes de Mercal, pues fueron cerrados por las trifulcas. Solo hay un Unicasa, al cual despachan pocos alimentos de primera necesidad.

A las 7:00 am, él llegó a la cola de Guatire, donde lo esperaba su tía y otra allegada. Ya tenían el número asegurado para poder adquirir un paquete de arroz, leche, harina precocida y un litro de aceite.

Pero a las 11:00 am, dos hombres en una moto negra marca Suzuki dispararon hacia la fila de personas que aguardaba en las inmediaciones del Mercal. El portón que resguarda el comercio fue impactado por las balas al igual que Keiner Eduardo, Britanny Alejandra Larga, de 4 años de edad y otras siete personas.

“Nosotros salimos corriendo. Corrimos, corrimos, pero Keiner se cayó. Yo me quedé paralizada y fue una amiga la que lo ayudó, lo montó en un carrito y lo llevamos al Pronto Socorro“, narró la tía del adolescente a Efecto Cocuyo.

A ese mismo ente asistencial llevaron a Britanny Alejandra, quien luego fue remitida al Hospital Domingo Luciani donde falleció. La niña estudiaba primer nivel en una escuela del sector Las Rosas de Guatire. El lunes estaba con su mamá en la cola del Mercal y un tiro la alcanzó en el pecho.

“La comunidad está muy dolida. Hemos solicitado que quiten ese Mercal porque siempre se arman trifulcas. Pero nunca así”, contó un habitante. Agregó que la comunidad hizo un pancartazo para rechazar la violencia, pedir seguridad y recoger dinero para los actos fúnebres de la pequeña.

Secuelas

Sonia no lleva el cálculo de lo que ha gastado en las primeras 24 horas de hospitalización de su hijo. Dice que ha gastado en el pasaje y agua. En comida no, porque los nervios le quitaron el apetito.

Hasta el momento, el adolescente está estable en la emergencia del Luciani, a donde fue trasladado en ambulancia de Bomberos de Miranda, luego de que en el Seguro Social de Guarenas no pudieran atenderlo por falta de insumos.

Los médicos esperan que la hinchazón del rostro baje para poder extraer el proyectil que tiene incrustado en el hueso facial. Ya advirtieron a los padres que el daño que causó la bala es grave, pero aseguraron que con cirugía y un aparato odontológico podrá recuperarse. Lo mismo indicaron sobre su pierna, cuyo femoral está fracturado y necesita un tutor.

Sonia fue visitada este martes en la mañana por funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) en el hospital de El Llanito. “Se pusieron a la orden para cualquier cosa que pudiésemos necesitar y le encargaron a los médicos nuestro caso. También la alcaldesa del municipio Zamora, Thais Oquendo, nos dijo lo mismo”, manifestó la mamá del adolescente.

La familia de Keiner Eduardo espera que pronto lo hospitalicen, pues en la emergencia comparte habitación con un hombre que tiene gangrena en una pierna y temen que el adolescente se vea afectado.

“No sé qué vamos a hacer. Mi esposo está desempleado desde hace un mes. Si antes nos costaba conseguir comida, que hasta dos días sin comer pasábamos, ahora ocupados en Keiner no sé…”, expresó Sonia.

Búsqueda

El despliegue policial en ocho zonas del municipio Zamora dio como resultado la detención de dos personas, según le indicaron a Sonia los funcionarios de la Fanb. Por el hecho están buscando a otros tres hombres.

“Eso es mentira que el papá de la niña que falleció está vinculado en el crimen, porque ese señor era trabajador. Era taxista en la comunidad”, explicó la tía de Keiner Eduardo.

En la búsqueda de los pistoleros localizaron la moto Suzuki negra en la que se trasladaban.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply