Crisis eléctrica agudiza precariedad de los hospitales de Maracaibo

Atienden en la precariedad. Las fallas eléctricas, que se presentan en toda la ciudad de Maracaibo desde el pasado viernes 10 de agosto, acentúan los problemas con los que diariamente lidia el personal del salud que labora en los hospitales.

La representante del Colegio de Enfermeras en el estado Zulia, Hania Salazar, en entrevista para Efecto Cocuyo este lunes 13 de agosto, comentó que los apagones incluso han dificultado la comunicación a sus agremiados, quienes en situaciones como esta deben enviar reportes de la situación de los centros de salud.

Desde mucho antes del 10 de agosto los marabinos sufrían los cortes de electricidad. El gran apagón fue el pasado viernes, poco después de la medianoche. Horas después se reportó un incendio en los dépositos de aceite del puente “Rafael Urdaneta”, que conecta el este y el oeste del Zulia.

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, atrubuyó la falla a un “evento inducido” y a un acto de “sabotaje“. Sin embargo, expertos aseguraron que el apagón fue producido por la mala praxis” de los encargados del mantenimiento del servicio eléctrico y por la falta de personal calificado.

Los cortes de 10 o 20 horas no sólo han afectado las noches de sueño de los marabinos, su alimentación y comercio, sino que también ha agudizado la situación en las que se encuentran los centros de salud. Muchos no cuentan con plantas eléctricas o los suministros alternos de energía no funcionan.

Sin emergencias y UCI

Con esta nueva contingencia eléctrica, el panorama general de los pacientes es que “no tienen hidratación, no hay aire (acondicionado) y se los están comiendo los zancudos“. Uno de los más afectados por las fluctuaciones de luz es el Hospital General del Sur Dr. Pedro Iturbe. Sólo atienden emergencias con las escasas cuatro o cinco horas de electricidad que tienen al día. Sólo en caso de urgencia utilizan el único quirófano que tienen habilitado.

En la misma condición se encuentra el Hospital Universitario, referencia en la capital zuliana; sólo tiene habilitada la emergencia con su respectivo quirófano.

Las maternidades colapsan por la cantidad de mujeres que deben ser atendidas en las emergencias. “Si va una paciente en trabajo de parto, solamente atienden los intensivos. Hemos tenido que atender parto fuera de las maternidades”. De esta forma están los Materno Infantil Dr. Rafael Belloso Chacín, Dr. Raúl Leoni y Cuatricentenaria.

“Casi todas las UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) están cerradas y las que están abiertas tienen máximo dos o tres camas“, dijo Salazar. Las UCI de los hospitales Universitario, General del Sur, Castillo Plaza y Noriega Trigo no están funcionando. “Ya estaban cerradas porque no tienen personal; se nos ha ido”.

Los centros de salud cuyas UCI sí están trabajando son las de los hospitales Coromoto y Dr. Adolfo Pons.

Cada nosocomio tiene su propia lista de temas por los cuales preocuparse. Antes de la crisis eléctrica,  los profesionales del Hospital Chiquinquirá tenían que lidiar con la escasez de insumos médicos, con los ascensores dañados y con el trabajo acumulado por la falta de personal.

(Visited 226 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!