"Los niños y adolescentes también tienen razones para protestar", Carlos Trapani - Efecto Cocuyo

“Los niños y adolescentes también tienen razones para protestar”, Carlos Trapani

En una Venezuela en la que el agua, la luz y la comida parecen un lujo; en la que los niños y adolescentes dejan de asistir a clases por falta de alimentos y que ven a sus familiares migrar de forma forzada, la participación de este grupo etáreo en manifestaciones no es extraño. “Los niños y adolescentes también tienen razones para protestar”, aseveró Carlos Trapani.

Trapani es abogado y miembro de Cecodap, una organización que trabaja los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Fue uno de los invitados a un conversatorio organizado por Espacio Público y Crónica Uno llamado ¿Niños detenidos o reclutados? ¿Cuál es la verdad?.

En enero de 2019, la presencia de adolescentes en diferentes manifestaciones antigubernamentales fue evidente. Y la detención de 120 de ellos, aunado a la privación de  libertad de 67 causó polémica en la opinión pública.

Lea también: Enero termina con 983 presos políticos, entre ellos 67 adolescentes

“El derecho a la manifestación es igual de importante que el derecho a la vida. Por eso debemos defenderlo”, agregó el abogado y activista de derechos humanos.

Criticó que pese a las denuncias que se hicieron, el Ministerio Público no dio información oficial sobre la cantidad de chamos detenidos en contexto de manifestaciones. Hizo énfasis en la falta de datos sobre el cuerpo de seguridad del Estado que ejecutó los arrestos y dónde se practicaron.

Escalada en la represión

En 2007, la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes fue reformada. Allí se incluyó como uno de los delitos que acarrea privación de libertad el de terrorismo. Trapani aclaró que en materia legal de niños y adolescente la detención debe ser una excepción.

En 2014, durante las protestas antigubernamentales, fueron detenidos adolescentes. En ese momento, se les impusieron medidas cautelares de presentación periódica. En 2017, esta medida cautelar fue cambiada a fianzas.

“Cuando se trata de adolescentes, las fianzas no son económicas. Se trata de que un grupo de personas se haga responsable del comportamiento del muchacho”, explicó.

Este factor ocasionó que en 2019 los chamos pasaran más tiempos recluidos, porque las protestas se dieron en zonas populares y pocas personas de este estrato estarían dispuestas a prestarse como fiador.

Precauciones

“Si un grupo de adolescentes quiere manifestar eso debe ser aplaudido. Es un ejercicio de ciudadanía”, expuso Trapani.

Aclaró que bajo ningún concepto este grupo etáreo debe ser coaccionado o manipulado. Exhortó a las autoridades a investigar si esta situación se está dando en Venezuela.

También recomendó a los padres acompañar a los adolescentes en su ejercicio del derecho a la manifestación. Recordó que en esta etapa del desarrollo, los muchachos se dejan llevar por sus emociones y no miden los riesgos a los que podrían estar expuestos. “La protesta no es martirizarse”, dijo.

Lea también:

Adolescentes; rumores y realidades

Y se llevaron a los niños

Un sueño para nuestros jóvenes

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!