Libertad plena para los 11 detenidos en Apure durante represión a protesta de caveros

Pese a la amenaza de ser imputados, los 10 distribuidores de queso y el presidente de la Asociación de Ganaderos de Apure (Agapure), Manuel Castillo, a quienes arrestaron el pasado 5 de marzo en la capital apureña, fueron dejados en libertad sin cargos, informó el presidente de la Federación de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Carlos Albornoz, por medio de su cuenta de Twitter.

Los detenidos fueron presentados en horas de la tarde de este miércoles 7 de marzo ante el Tribunal Segundo de Control del estado Apure, por presuntamente haber alterado el orden público y arremeter con objetos contundentes contra los cuerpos de seguridad durante una protesta a las afueras de la ciudad.

“Al final, la Fiscalía no los imputó porque no había pruebas“, informó Indira Arretureta, vocera de la Asociación Nacional de Queseros, quien informó que van a querellar contra los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que los reprimieron.

El pasado lunes 5 de marzo, al menos 50 “caveros” intentaron cruzar el puente de María Nieves, cerca de San Fernando, pero un piquete de la GNB les impedía continuar su camino, a menos que vendieran a la municipalidad de la capital de esta entidad llanera el 10% de los quesos adquiridos en la zona y por un precio muy inferior al que pagaron.

“Como no quisimos entregar la mercancía, los funcionarios nos reprimieron con gases lacrimógenos y perdigones”, señaló Richard Rondón, uno de los distribuidores que se encontraba en el lugar. En medio de la represión, fueron detenidos el representante de Agapure y los 10 caveros.

Los arrestados fueron trasladados primero a un destacamento de la GNB, luego a una estación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en la que fueron reseñados por -supuestamente- alterar el orden público, según comunicaron los distribuidores que acompañaron a los detenidos en el proceso.

Rondón informó que los caveros que se encontraban durante la protesta y que permanecieron en el estado con al menos 100.000 kilos de queso, piensan tomar sus vehículos cargados con los productos lácteos para trasladarse hacia sus entidades de origen, donde se dirigían antes de los arrestos. “Porque nosotros tenemos derecho trabajar”, dijo el entrevistado.

La vocera de la Asociación Nacional de Queseros indicó que la alcaldesa del municipio San Fernando, Ofelia Padrón, expresó en un medio de comunicación local que no daría su brazo a torcer sobre este tema. “Ella dijo por la radio que si tenía que tomar la misma medida el lunes, cuando volvamos a cargar, lo hará”, aseveró.

Los distribuidores denuncian que lo solicitado por la burgomaestre es ilegal porque el 22 de enero, en Gaceta Oficial, la jefatura de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (Gmas), que es dirigida por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, prohibió que autoridades locales y regionales retengan alimentos.

Fedenaga informó que los cobros a los distribuidores que compran alimentos en los estados llaneros influyen en el precio al consumidor final en los centros urbanos y los encarecen considerablemente, porque se consideran como “pérdidas“.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply