“Le pido a Maduro que acepte la ayuda” humanitaria, dicen venezolanos en Cúcuta - Efecto Cocuyo

“Le pido a Maduro que acepte la ayuda” humanitaria, dicen venezolanos en Cúcuta

Meneydis Gómez es del estado Barinas y tiene 21 años. La tarde de este domingo 10 de febrero vendía chucherías en los alrededores del Puente Internacional Simón Bolívar, del lado de Colombia. Hace 22 días llegó a Cúcuta, capital del departamento Norte de Santander, porque su mamá enfermó y tiene que ayudarla.

“Estudiaba medicina integral comunitaria, me daban una beca pero no me alcanzaba, ya que un lápiz costaba 1.000 soberanos antes de venirme. Vendía carne para ayudarme pero dejé de hacerlo porque el Gobierno empezó a echar broma; mi mamá está enferma de la vesícula y debe operarse. A (Nicolás) Maduro le pido que acepte la ayuda (humanitaria), hay mucha gente que no tiene ni cómo vivir”, sugirió Gómez.

A Jhonny Prieto no le ha ido “ni bien, ni mal” en Cúcuta, según sus propias palabras. El joven de 20 años dejó su natal Turmero, en el estado Aragua, para poder trabajar y ayudar a su mamá, quien sufrió un accidente cerebrovascular (ACV) y está postrada en una cama. “Para poder sobrevivir aquí, tiene que estar llevando sol, agua y lo que sea”.

El joven aragueño cursó el primer semestre en la carrera de electricidad mecánica, pero dejó de estudiar porque no le alcanza para pagar sus clases. “Lo que le ocurrió a mi madre es el motivo que me tiene trabajando aquí”, dijo el joven mientras acomodaba las bolsas de agua que venden en la entrada del puente Simón Bolívar.

Lea también: Puente Simón Bolívar: 315 metros que separan a San Antonio del Táchira de Colombia (Galería)

Como a Jhonny no le alcanza el dinero para pagar el alquiler de una habitación, tiene que dormir en un albergue con más de 30 compatriotas. “De verdad que para que esto mejore tiene que haber otro Gobierno, otra perspectiva, que acepte la ayuda (humanitaria), que se deje ayudar”, dijo.

“Estoy de acuerdo a que entre la ayuda, muchos venezolanos la necesitamos” expresó Iber Rojas, quien trabajaba como conductor de autobús en Valencia, estado Carabobo. Decidió mudarse a Cúcuta cuando notó que lo que ganaba diariamente le alcanzaba solo para comprar un kilo de harina de maíz. “Tengo tres días aquí y estoy vendiendo cigarrillos y dulces, no me va muy bien, pero sobrevivo”.

Angélica vende blísters de acetaminofén en la salida del puente Simón Bolívar. También es originaria del estado Carabobo y lleva seis meses en Cúcuta. Abandonó su país natal porque no consigue medicinas y “las cosas están caras. Cuando llegué aquí, estaba muy delgada y he aumentado 10 kilos. Vendo medicamentos porque si me pongo a vender alimentos, los militares venezolanos me los quitan y no me dan el dinero”. Angélica está de acuerdo con la ayuda internacional, pero no quiere que EEUU intervenga en el procedimiento, aunque reconoció que la situación es crítica porque “yo sé que Maduro lo ha hecho todo mal”.

Lea también:

Cómo se cruza el puente Simón Bolívar tras 20 años de revolución bolivariana

Fotos: Iván Reyes

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!