La última hora de la edición en papel de diario en Portuguesa llega este #30Ago

Dos diarios saldrán de circulación está semana en los llanos. Última Hora en Acarigua, estado Portuguesa, y La Prensa de Barinas tienen las ediciones en papel contadas, debido a que se quedaron sin material para imprimir periódicos, pues llevan dos meses sin recibir bobinas.

El diario Última Hora anunció que este miércoles 30 de agosto imprimirá su última edición en físico después de 43 años de fundado, para quedarse solamente en formato  web, hasta que el Complejo Editorial Alfredo Maneiro no le provea de papel.

Su director general, Néstor Ramírez Paz, informó a Efecto Cocuyo que hace dos meses recibieron 16 bobinas de papel, por lo que tuvieron que reducir el número de páginas de 48 a 16.

“Después del primer mes tuvimos que bajar el número de páginas para poder seguir imprimiendo, pero eso no fue suficiente. Tuvimos que pedir prestado papel y luego pagarlo hasta que llegamos a este punto. Ya no tenemos papel”, contó.

Ramírez Paz explicó que desde hace un poco más de un año debieron bajar la cantidad de periódicos que imprimían diariamente.  De 21 mil ejemplares,el tiraje quedó reducido apenas a 3.500 ediciones diarias; es decir, una sexta parte de la impresión de hace un año.

El director del diario también es accionista de La Prensa de Barinas, periódico que tiene inventario hasta el sábado. “Estuvimos recibiendo papel desde Barinas porque somos la misma familia, sin embargo, ya se agotó. Allá duro más porque hay menos población, pero ya no podrán imprimir”, declaró.

Tanto Última Hora como La Prensa de Barinas mantendrán su página web, pese a los desafíos que representa puesto que, según Ramírez Paz, en las entidades llaneras hay resistencia de muchos habitantes a informarse por medios digitales.

Tenemos una buena cantidad de visitas en nuestra versión digital, actualmente muchas más personas nos leen por allí que de manera impresa después que tuvimos que reducir el tiraje”, señaló el directivo.

Pese a que ambos diarios se mantendrá en internet, parte de los 130 trabajadores que laboran en los dos periódicos, corre el riesgo de perder sus empleos. El personal encargado de la impresión de las ediciones en papel, no tendrá utilidad.

“No solo están en riesgo los trabajos de nuestro personal, al menos 500 personas de manera indirecta se verán perjudicadas. Agencias de publicidad, pregoneros y quiosquero no podrán seguir beneficiándose de nuestro servicio”, agregó Ramírez Paz.

No es la primera vez que en cuatro décadas Última Hora enfrenta dificultades para funcionar, tanto en la cuarta como en la quinta república los Gobiernos han presionado al diario por su línea editorial independiente.

Hubo presión, por medio de anunciantes, impuestos y con el papel, pero nunca habíamos llegado a este nivel, ni siquiera cuando comenzamos”, narró el entrevistado, quien comentó, que otros medios independientes tienen problemas de inventario, mientras que periódicos progobierno imprimen sin dificultad.

Años difíciles para los medios impresos

El Sindicato Nacional  de Trabajadores de la Prensa informó por medio de cuenta de Twitter este martes 29 de agosto, que El Diario Los Andes de El Vigía ya no imprimirá periódicos, y en Táchira pasó de ser diario a semanario, mientras que en Trujillo redujo la cantidad paginas a 16.

Esta situación la han atravesado varios periódicos del país en los últimos tres años. Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público, declaró a Efecto Cocuyo que en la actualidad registran en su base que 15 diarios impresos han cerrado en el país, otros se han convertido en semanarios o han migrado a la web debido a la escasez de papel.

Es difícil tener una cifra fija porque a lo largo de estos años algunos diarios han dejado de imprimir por problemas en su inventario, pero luego empiezan a circular de nuevo. Sin embargo, este ha sido un año muy difícil para todos los medios de comunicación” explicó Correa.

El activista señaló que casi todos los periódicos están afectados por la crisis de papel: “Han reducido sus tirajes hasta llegar a un 20 % de lo que imprimían anteriormente”, comentó y esto  ha traído consecuencias a quienes indirectamente perciben ganancias por la venta de periódicos.

En febrero del año 2016, el diario El Carabobeño, después de 83 años circulando en físico en la región central, tuvo que migrar a internet, al quedarse sin la materia prima para reproducir su edición en papel, como ahora pasa con los dos diarios llaneros.

Lea también: 

El Carabobeño se une a los periódicos que dejan de circular por falta de papel