La nueva ministra de Salud y su accidentado paso por los hospitales caraqueños

caporale-foto-aporrea

Entre los nombramientos realizados por Nicolás Maduro el pasado 4 de enero uno de los más sonados fue el de Antonieta Evelin Caporale Zamora como ministra de Salud. Caporale pasa a liderar la cartera que hasta entonces era responsabilidad de la pediatra Luisana Melo, y asume el cargo entre protestas y quejas por la generalizada escasez de medicinas e insumos en la que se encuentra sumergido el país y que categóricamente ha negado.

La ginecobstreta, de 49 años, es egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y su paso por los hospitales caraqueños ha sido más bien accidentado. Su primer cargo importante fue el de subdirectora del Hospital Oncológico Padre Machado (hoy Servicio Oncológico Hospitalario del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales). Allí estuvo desde 2001 hasta que en 2008, y durante un permiso médico de tres meses, dejó de percibir su sueldo y fue nombrado un nuevo subdirector.

Caporale inició entonces una querella judicial asistida por el abogado Francisco Lepore Giron que terminó con su reintegro al ente hospitalario a principios de 2009. Sin embargo, no duró mucho en ese cargo: en la Gaceta Oficial N° 39.144, con fecha del 23 de marzo de ese año, se oficializó su nombramiento como directora de la Maternidad Concepción Palacios.

Su tiempo en la principal maternidad del país no fue un camino de rosas. Constantemente se enfrentó a protestas por la situación del hospital y la escasez de insumos, además de la inseguridad que azotaba en el ente. Y fue precisamente la inseguridad la que marcó el hecho más memorable de la gestión de la doctora: el asesinato de la enfermera Milagros Franco a mano de dos mujeres dentro de la misma institución, ocurrido en agosto de 2013.

Luego del suceso las protestas se hicieron aun más frecuentes, pero ahora se le sumaba otro motivo: el personal exigía la destitución de Caporale. Sin embargo, esto no ocurrió sino hasta dos años después; en 2015 la galeno fue cambiada a la dirección del Hospital Clínico Universitario, ubicado en las instalaciones de su alma máter.

photo_2017-01-10_16-49-50Si su paso por la Maternidad fue turbulento, el del HCU lo superó con creces: no solo se enfrentó a decenas de protestas, sino que también a muchas increpaciones de parte del personal por la presencia de presuntos colectivos en las instalaciones.

Incluso ocurrió, en agosto de 2016, un altercado entre los colectivos y los trabajadores que protestaban, que terminó con un herido de bala y dos de arma blanca.

Caporale fue incluso denunciada ante el Ministerio Público por el secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud) por considerar que los sucesos de ese día eran un intento de homicidio contra su persona.

Además de la grave falta de insumos que sufrió el hospital durante su gestión -que incluso hacía que devolvieran a los pacientes de quirófano por no tener los implementos necesarios-, los trabajadores denunciaban que la comida que se les ofrecía a los pacientes estaba lejos de ser óptima. Algunos días pasta con un vaso de leche como único acompañante formaban el menú.

En la página web del Instituto Venezolano de Seguros Sociales se ve que Caporale cotiza por el HCU y su último salario fue de Bs. 6.252.

 

A pesar de todo a lo que se enfrentó, la ahora ministra dijo en repetidas ocasiones que en el país no hay crisis de medicamentos y que todo era una campaña mediática de la ultraderecha para engañar al mundo. A pesar de que nunca se ha declarado abiertamente como miembro de algún partido oficialista, participó en spots de Venezolana de Televisión en contra de la oposición venezolana.

Además de sus cargos en los hospitales públicos y de ser miembro de la Sociedad Venezolana de Ginecología y Obstetricia, Caporale parece haber tenido otra faceta: la de inversionista. En el Registro Nacional de Contratistas aparece como vicepresidenta y accionista de Caporale Group, C.A., empresa que inició con su hermano Piacentino Caporale y que se aleja del campo médico.

Según la descripción, la empresa tiene como objeto “establecer, operar, administrar y dirigir todo tipo de negocios mercantiles y/o fondos de comercio relacionados directa e indirectamente con la asesoría general y administración delegada de todo tipo de procesos constructivos”.

A pesar de que hay información sobre los servicios prestados por la empresa (como construcción de aceras), los datos de la misma están desactualizados.

 

Artículos relacionados




    • Juan J. Perozo

      La señora Caporale escogió un camino tortuoso para ayudar la revolución ya que empezó en el anticanceroso como reposera y fue destituída por ellos mismos. Por su formación como ginecobstetra pudo haber hecho una labor descollante en la maternidad y salió con las tablas en la cabeza. ni que decir del HUC. Eso sí, ese discurso anticapitalista le salió muy bien y entonces, ¿como es que siendo “socialista”es a la vez “empresaria” capitalista? Estas señoras no tienen remedio

    • LUIS

      por los dolares baila el perro,,,,,,,CIZAÑA DE LA BUENA,,, el mensaje no tiene nada con la realidad,,
      PREGUNTO MINISTRA DE LAS ENFERMEDADES,,,,,por que en VENEZUELA hay mas clínicas privadas que hospitales públicos,,, y están mejores EQUIPADAS,,,,NO ENGAÑEN AL PUEBLO,,,
      DONDE ESTÁN LOS 20 HOSPITALES TIPO 4 CON ESPECIALIDADES QUE PROMETIÓ CHAVEZ,,,,
      se te cae el discurso de ese micro,,,, FARSANTES HIPÓCRITAS,,, donde esta la continuidad,,,
      que hablas,,,,,,CUANTO HAN DESMEJORADOS LOS HOSPITALES PÚBLICOS EN 5 AÑOS,,,,
      no hay ni suero,,ni antibioticos,,, CUANTAS DIVISAS SE PIERDEN EN LA SALUD PUBLICA,,,
      VALLA A LA PLAYA A DISFRUTAR DEL SOL,,,,,,,eso si es un gran logro,,,