La libertad de información en Venezuela a nueve años del cierre de Rctv - Efecto Cocuyo

La libertad de información en Venezuela a nueve años del cierre de Rctv

Hace nueve años, el 27 de mayo, cayó domingo. Un domingo grabado en la memoria de los venezolanos por una razón: a medianoche, la señal de Radio Caracas Televisión se dejó de ver en sus pantallas luego de 53 años en la parrilla televisiva.

“No se va a tolerar aquí ningún medio de comunicación que esté al servicio del golpismo. Contra el pueblo, contra la nación, contra la independencia nacional, contra la dignidad de la República”, dijo el fallecido presidente Hugo Chávez el 28 de diciembre de 2006, anunciando que no le renovaría la concesión a la televisora.

Para Carlos Correa, coordinador de la ONG en pro de la libertad de expresión Espacio Público, esto marcó un hito en la historia contemporánea por sus profundas implicaciones. “Era uno de los medios preferidos por las audiencias en Venezuela, sobre todo en las zonas populares, las barriadas”, aseguró.

El cierre llegó acompañado por una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, publicada el día anterior, donde, a través de su Sala Constitucional, ordenaba que Tves, el canal que pasó a ocupar el lugar de Rctv en el espacio radioeléctrico, utilizar “temporalmente” los equipos e infraestructuras de este. “Les quitaron los equipos y todavía no les han pagado ni medio”, puntualizó Correa al respecto.

Si bien este fue uno de los casos más emblemáticos, nueve años después de la salida del aire del canal se han registrado varios casos de censura por parte del Estado. Según el Instituto Prensa y Sociedad Venezuela, desde esa fecha hasta el día de hoy se contabilizan 767 violaciones la libertad de prensa vinculadas a normas que regulan la libertad de expresión, agresiones normativas, uso abusivo del poder Estatal, censura previa, imposición por el Estado de un código de ética o de conducta periodística, agresiones con el uso de las normas vigentes y regulación de contenidos en radio y televisión.

De acuerdo con cifras de Espacio Público, las violaciones a la libertad de expresión solamente en 2015 sumaron 237. 23 de estas fueron por restricciones administrativas y 19 por hostigamiento judicial.

Para Correa, luego del cierre de Rctv los esfuerzos gubernamentales se enfilaron en censurar a Globovisión, canal informativo que había estado alineado a la oposición venezolana. “Generaron contradicciones entre sus socios, a uno lo golpearon con sus acciones”, dijo Correa, haciendo referencia a Nelson Mezerhane, quien también era propietario del Banco Federal. La entidad bancaria fue liquidada por “gozar de poca liquidez”, según la Superintendencia de Bancos. El 20% de las acciones de Globovisión, pertenecientes al Banco Federal, pasaron a manos del Gobierno venezolano.

El 14 de mayo de 2013, se hizo efectiva la venta de Globovisión a los empresarios Raúl Gorrín, Juan Domingo Cordero y Gustavo Perdomo, lo que produjo cambios en la programación y línea editorial.

Correa señala que otro momento clave en la historia de la censura en el país fue el cierre de 34 emisoras por Diosdado Cabello, quien entonces era director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel). “Tienen que apagar los transmisores una vez notificados por Conatel”, dijo el ahora diputado, y señaló la lista de las emisoras que, a nivel nacional, dejarían de funcionar.

“El espectro de la televisión es muy controlado, muy sujeto a presión”, señaló Correa, quien además agregó que la migración de los espectadores a nuevos medios y herramientas (como los medios digitales) se debe, principalmente, a que la población tiene la sospecha de que “hay muchas cosas que están pasando que (los medios) no les dicen”.

El profesor universitario comentó que esta situación genera una fragmentación en la forma en la que la gente se informa, puesto que las nuevas herramientas no siempre proveen información confiable y verificada. “Si hay un hecho noticioso y hay pluralismo y diversidad en los medios, lo vas a poder encontrar. La gente ya sospecha que los canales están sometidos a intimidación”. 

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!