Informe de ONU señala a colectivos armados por causar 31 muertes en las protestas

En el más reciente informe sobre Venezuela de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), no solo se registraron las violaciones de derechos humanos cometidos por los cuerpos de seguridad del Estado venezolano durante las protestas, también pasaron a revisar las irregularidades cometidas por los civiles armados.

Los grupos violentos, progobierno o antigobierno, dejaron 31 víctimas de homicidio, de acuerdo a la investigación que realizó el ente asociado a la Organización de Naciones Unidas (ONU), el cual usó como fuente el informe del Ministerio Público y de la Defensoría del Pueblo.

Destacaron en el documento las acciones de lo que denominó como “colectivos armados“, término usado por el Acnudh para llamar a los grupos armados progubernamentales que intimidan, amenazan y atacan a las personas consideradas como opositoras al Gobierno.

“[Los colectivos armados] son el arma secreta del Gobierno para controlar protestas“, dijo un periodista al ente internacional al describir la actuación de estos grupos.

El 10 de abril de 2017, Yoinier Peña, un hombre de 28 años de edad y con discapacidad, participaba en una manifestación en Barquisimeto, estado Lara. Fuentes entrevistadas por el Acnudh informaron que alrededor de las 19:30 horas (7:30 pm) llegaron colectivos armados y comenzaron a disparar. Yoinier recibió un tiro en la espalda, que afectó su columna vertebral y su colon. Murió el 3 de junio, tras 54 días en el hospital, a raíz de una infección que no pudo ser tratada debido a la falta de antibióticos.

El 16 de julio de 2017, Xiomara Scott (61 años) participaba en la consulta organizada por la oposición. Testigos informaron al ente que, alrededor de las 13 horas (1:00 pm), un grupo de colectivos armados y a bordo de motocicletas accionó armas de fuego, primero al aire y luego contra los asistentes.

Scott resultó herida de bala y murió en el hospital. El Ministerio Público identificó a tres individuos como los perpetradores. Al momento de redactarse el presente informe, esos individuos se encontraban detenidos y estaban siendo procesados.

Para operar, los “colectivos armados” actúan con consentimiento de las fuerzas de seguridad y de las autoridades locales; incluso el organismo de la ONU registró casos en los que los funcionarios policiales y militares se retiraron del sitio una vez que los civiles armados llegaron.

Sobre los manifestantes antigubernamentales violentos, el Acnudh indicó que estos aparecieron como reacción al uso desproporcionado de la fuerza por parte de los funcionarios. “El nivel de violencia de esos grupos se incrementó a medida que aumentaba el uso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad”, se lee en el informe.

Las personas que fallecieron por la acción de estos grupos, según la ONU, son:

.- Amelina Carrillo: Murió el 19 de abril de 2017 por el impacto en la cabeza de una botella de agua congelada que fue arrojada desde un edificio.

.- Orlando Figuera: fue golpeado, apuñalado y quemado durante una protesta en Caracas el 20 de mayo. Pereció días después en el hospital.

.- Danny Subero: Su deceso se registró el 26 de mayo. Era un efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) fuera de servicio, quien fue linchado en el estado Lara cuando asistía a un funeral de un estudiante muerto en protestas.

.- Héctor Anuel Blanco: murió el 18 de julio a consecuencia del impacto de un artefacto explosivo en Anzoátegui mientras conducía su motocicleta. Su cuerpo fue quemado por manifestantes.

La Defensoría del Pueblo informó que 23 personas resultaron heridas a consecuencia de ataques violentos perpetrados presuntamente por grupos antigubernamentales, reseña el informe.

“El Gobierno ha denunciado actos de vandalismo, que incluyen, por ejemplo, quema de almacenes de alimentos, quemas de ambulancias y autobuses, y saqueos. Estos incidentes no estaban directamente relacionados con las protestas, pero reflejan la situación de malestar social y el alto nivel de violencia existentes en el país”, asegura el Acnudh.

Respuesta del Estado

“Es una patética demostración de que esa oficina y, especialmente, el propio alto comisionado, Zeid Ra’ad Al Hussein, han tomado el camino de denostar la democracia participativa y protagónica que existe en Venezuela“, señaló en un comunicado el embajador venezolano ante la ONU en Ginebra, Jorge Valero.

Estas declaraciones las ofreció el 30 de agosto en referencia al informe que había sido publicado por el organismo y estuvieron acompañadas de calificativos como “infundado” y “manipulado”. Afirmó que “tan infundado informe” ha sido elaborado sin mandato alguno, dado que no ha mediado ninguna solicitud formal de los órganos intergubernamentales competentes de Naciones Unidas.

Lea también: 

ONU: Autoridades venezolanas violaron derecho a la protesta y a la libertad de expresión

Por allanamientos y detenciones ilegales durante las protestas, la ONU “raspó” a Venezuela en DDHH

  • LUIS

    que cosas ,,, quien alimenta a esa plaga parasitaria ,,,,,,alguien les paga,,,,,,!!! VENEZUELA EN EL CHARCO,,,,forajismo parasitario,,