Hospital J.M. de los Ríos cumple una semana sin cirugías por filtración en quirófanos

El José Manuel de los Ríos, principal hospital pediátrico del país, suma ya una semana sin realizar cirugías debido a una filtración en el techo de los quirófanos. El problema se presentó la madrugada del pasado martes 16 de enero y, desde entonces, las intervenciones quirúrgicas quedaron suspendidas.

De un total de ocho sala de operaciones, ubicadas en el piso siete de la torre de hospitalización, solo tres fueron culminadas tras las remodelaciones al área de quirófano. Dos meses permanecieron cerradas las puertas del espacio hasta que en octubre del año pasado reanudaron las cirugías. Los trabajos en las otras cinco salas nunca fueron terminados.

Apenas cuatro meses estuvieron en funcionamiento las tres salas de operaciones.

El quirófano del servicio de Hematología también está inoperativo actualmente. Desde hace dos semanas los galenos no lo han podido usar debido a una falla en el aire acondicionado. Para este lunes, 22 de enero, los técnicos aún no habían hecho las reparaciones correspondientes.

Lea también: Nueva filtración en quirófanos del hospital de niños a cuatro meses de la remodelación

En la pequeña sala de operaciones dispuesta para los pacientes de Hematología, los doctores realizan la punción lumbar, toman la biopsia de médula ósea y hacen el aspirado de médula. Todos son procedimientos necesarios para el diagnóstico de la leucemia y para hacer seguimiento al tratamiento quimioterápico en los niños.

“Antes, cuando se dañaba nuestro quirófano, podíamos subir a utilizar los otros (en piso siete), pero ahora esos también están cerrados”, lamentó Susana Pachano, pediatra y jefa del servicio.

Menos de cinco meses después de culminados los trabajos de remodelación, los quirófanos del J.M. de los Ríos vuelven a cerrar sus puertas. El piso siete del hospital fue uno de los espacios remodelados durante la segunda mitad de 2017, luego de que el presidente Nicolás Maduro aprobara 79.482 millones de bolívares para acondicionar varios espacios.

Sin sangre

La ausencia de quirófano no es lo único que resienten los pacientes de Hematología. También la escasez de reactivos serológicos y su consecuencia más directa: la falta de sangre.

Las dos primeras semanas de enero estuvieron paralizadas las operaciones en el hospital porque no había sangre. Todos los pacientes a la espera de una cirugía se vieron afectados por la situación; pero este problema continúa afectando de forma directa a los niños y adolescentes del servicio de Hematología.

Los pacientes con talasemia, una enfermedad de la sangre caracterizada por tener cantidades inferiores a las normales de una proteína transportadora de oxígeno, necesitan transfundirse cada dos o tres semanas, dependiendo de la severidad de la condición.

Quienes padecen leucemia también requieren transfusiones con frecuencia porque la misma enfermedad y la quimioterapia afectan al organismo del paciente. Por ejemplo, impiden la producción normal de glóbulos rojos y glóbulos blancos.

El Banco Municipal de Sangre, que surte al hospital pediátrico y a otros seis centros de salud en la capital, no ha suministrado el líquido por la falta de reactivos para descartar la presencia de hepatitis B, hepatitis C, VIH sida, sífilis, el virus linfotrópico humano y el mal de chagas en las donaciones.

Ante esta situación, los padres y representantes han tenido que volcarse a las clínicas privadas.

“Los doctores hacemos una nota médica para que los papás vayan a los centros de salud privados a buscar la sangre“, explicó Pachano. “Anteriormente, las clínicas se intercambiaban los componentes: si en una tenían concentrado plaquetario, entonces la cambiaban por el plasma que le faltaba; pero la realidad es que ahora no hay nada y ya no lo pueden hacer”.

La jefa del servicio de Hematología insistió en que las clínicas privadas son los únicos centros que han ayudado a “aliviar” la situación, que se volvió crítica a partir de diciembre de 2018, cuando la escasez de reactivos dejó de ser intermitente y se convirtió en algo permanente.

El pasado jueves 18 de enero la Sociedad Venezolana de Hematología y el Grupo Cooperativo de Medicina Transfusional (Gcmt) emitieron un comunicado en el que advierten sobre la escasez de reactivos serológicos en todo el país y alertan que los bancos de sangre están en riesgo de quedar inoperativos.

Lea también: Bancos de sangre en riesgo de quedar inoperativos ante escasez de reactivos

Ambas organizaciones denunciaron que desde julio de 2017 recibieron reportes de fallas severas en la dotación de reactivos por parte del Ministerio de Salud, responsable del suministro de estos insumos.

Sin una solución a la vista por parte de las autoridades de Salud, los médicos buscan como sea conseguir sangre para las transfusiones. Sin la serología, los riesgos se multiplican para el paciente. “Al final puedes curar una leucemia, pero le dejas a la persona una hepatitis C, que puede terminar en una cirrosis hepática”, advirtió Pachano.

(Visited 22 times, 1 visits today)

Comentarios

5 Comments

Leave a Reply