Hospital El Algodonal a las puertas de un cierre técnico, sin insumos ni sueldos justos

“En los próximos días los doctores declararán al hospital El Algodonal en cierre técnico“, lamentó Ana Rosario Contreras, enfermera que trabaja en el centro de salud también conocido como Hospital General Dr. José Ignacio Baldó desde hace 33 años. Este lunes, 26 de febrero, los médicos, técnicos, obreros y demás trabajadores celebraron una asamblea frente al nosocomio y protestaron por la falta de insumos y de salarios dignos.

Cerca de las 9:00 am, los trabajadores de la salud bloquearon la entrada al hospital. El colapso de la infraestructura, el severo déficit de insumos, la falta de sangre y los sueldos insuficientes fueron parte de las denuncias enumeradas durante la manifestación.

Aproximadamente a las 11:00 am efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y de la Policía Nacional Bolivariana se trasladaron al sitio con equipos antimotín para controlar la protesta. “Nosotros no queremos hacer guarimbas, queremos que nos den respuesta. Y la respuesta del Gobierno fue reprimir”, aeguró la enfermera.

Según indicaron médicos de El Algodonal, los quirófanos funcionan a media máquina y el hospital trabaja a 30% de su capacidad, según estimaciones conservadoras. Frente a esta situación, los trabajadores se declararon en asamblea permanente.

Para Contreras, el Hospital General Dr. José Ignacio Baldó dejó de ser la referencia nacional en enfermedades respiratorias y ni siquiera se aproxima a lo que es un hospital de guerra debido a la falta de insumos. “Nosotros éramos un hospital tipo IV y estamos reducidos a un ambulatorio”, denunció.

Ana Vielma, quien ejere la medicina en el centro de salud ubicado en Antímano (Caracas) desde hace 10 años, advirtió que la tasa de mortalidad de los pacientes que ingresan al nosocomio incrementó frente a la falta de medicamentos.

“Los pacientes llegan complicados a nuestros servicios y no tenemos cómo responder. Normalmente teníamos una mortalid mensual de siete pacientes, pero hemos subido a 14 en este mes de febrero, que aún no ha terminado (…) Somos los únicos que estamos recibiendo pacientes. Los demás les dicen ‘váyase que no tenemos cómo resolver'”, advirtió Vielma.

Los trabajadores no solo se quejan por no tener cómo atender a los pacientes, sino también por los salarios que perciben.

Mauro Zambrano, representante del Sindicato de Hospitales y Clínicas de Caracas, denunció que una quincena de un trabajador del sector salud ronda los 100 mil bolívares sin el bono de alimentación y que, a pesar de los ajustes al contrato colectivo el año pasado, los ingresos son insuficientes.

Esta misma situación ha impulsado a los trabajadores a dejar los hospitales. Contreras indicó que no solo los médicos y las enfermeras están abandonando sus cargos en busca de una mejor remuneración fuera de las fronteras, sino también los técnicos y las camareras de los centros de salud.

“La situación es grave porque ya no nos estamos quedando solamente sin medicinas ni sangre, sino también sin médicos ni enfermeras“, apuntó Contreras, quien también es presidente del Colegio de Enfermeros de Caracas. “Lo que nosotros queremos es un sueldo justo, que doten al hospital con insumos y medicamentos y que abran el canal humanitario“, finalizó.

Lea también:

Los enfermeros no migran, sino que huyen ante salarios en clínicas y hospitales #Diáspora

(Visited 368 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!