Homicidio en Amazonas destapó torturas y extorsiones en el Cicpc

View Gallery
7 Photos
Homicidio en Amazonas destapó torturas y extorsiones en el Cicpc
Francisco Zambrano Amazonas

Francisco Zambrano auxiliar forense

Source:
Homicidio en Amazonas destapó torturas y extorsiones en el Cicpc
whatsapp-image-2016-11-08-at-1-58-32-pm

Madres de Francisco Zambrano y Leiner Trejo

Source:
Homicidio en Amazonas destapó torturas y extorsiones en el Cicpc
Cicpc Amazonas protesta

Sede de la Subdelegacion del CICPC Amazonas

Source:
Homicidio en Amazonas destapó torturas y extorsiones en el Cicpc
Protesta Amazonas

Protesta por muerte de auxiliar forense

Source:
Homicidio en Amazonas destapó torturas y extorsiones en el Cicpc
Protesta Amazonas muerte de Francisco Zambrano

Protesta por muerte de auxiliar forense

Source:
Homicidio en Amazonas destapó torturas y extorsiones en el Cicpc
protesta amazonas

Protesta por muerte de auxiliar forense

Source:
Homicidio en Amazonas destapó torturas y extorsiones en el Cicpc
protesta amazaonas

Protesta por muerte de auxiliar forense

Source:

La detención de cuatro funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Puerto Ayacucho en Amazonas, destapó mediáticamente los abusos policiales que las víctimas temen denunciar y que se han instituido como parte de la cotidianidad en esa región.

Pero el viernes 4 de noviembre el terror dio una tregua. Extorsiones, desvalijamiento de vehículos en resguardo, detenciones arbitrarias, allanamientos ilegales y torturas fueron parte de las vejaciones que se hicieron públicas en protestas espontáneas. Esta vez la víctima era Francisco Zambrano Fuentes, asistente forense por las mañanas y taxista en las tardes, el hombre trabajador de 35 años y padre de dos hijos menores de edad, el “Nené” apreciado por todos.

Ese día, Francisco fue visto por última vez en Puerto Ayacucho a las 4:00 pm. Una comisión del Cicpc lo sacó de una barbería en la que se cortaba el cabello, ubicada en el sector Puente ‘e Loro, lo esposaron y lo montaron en una patrulla.

Las llamadas angustiada de los testigos alertaron a la familia. Las hermanas corrieron al Cicpc para conocer el motivo de la detención.

El comisario de guardia les negó que su familiar estuviese detenido allí y cuando se disponían a acudir a la Fiscalía para denunciar la desaparición, las mujeres vieron el carro de Francisco estacionado en la sede. Les habían mentido. Después de interpelar nuevamente al funcionario, otra llamada les avisó que a Zambrano Fuentes lo dejaron en el Hospital José Gregorio Hernández.

“Los funcionarios lo lanzaron en la emergencia y gritaron que había sufrido un accidente, que tenía un infarto, que lo atendieran. Luego se fueron”, comentó una pariente de la víctima.

Un “Nené” mojado y con marcas de mecates en las manos falleció a las 6:00 de la tarde del viernes 4 de noviembre, a causa de asfixia mecánica por estrangulamiento. “A él lo torturaron, le pusieron electricidad”, manifestó la pariente que contactó Efecto Cocuyo y que teme revelar su nombre.

Tres días antes de estos hechos, la víctima había participado en la autopsia que determinó que Leiner Trejo había muerto con desprendimiento de hígado causado por golpes. Según declaraciones de este familiar, a Zambrano Fuentes los funcionarios del Cicpc le exigieron que alterara el informe forense. “Le dijeron que pusiera que falleció por muerte súbita e incluso le ofrecieron pagarle. Él se negó”, aseveró su familiar.

Los amigos y allegados se apostaron en la morgue que funciona en el hospital para dar apoyo a los familiares. Pero a las 11:00 de la noche se enteraron que al abogado y locutor Magno Barros lo habían detenido junto a su familia. Él había acudido a la comisaría del Cicpc porque se enteró que serían detenidos los funcionarios que habían secuestrado a Francisco. Mientras pasaba la caravana conformada por militares y Fiscalía, Barros grababa en video. Hasta que 15 agentes lo rodearon.

“Cuando terminó la caravana, me llegaron 15 Cicpc, me golpearon e intentaron quitarme la cámara. Yo corrí y dejé en el carro a mis hijos y nuera. Pensé que el ataque era contra mí. Me refugié en una casa y una vez que se fueron los funcionarios regresé a buscar a mi familia. Habían sido detenidos”, narró el abogado. La retención duró una hora aproximadamente, durante la cual también habrían sido golpeados.

José González (24), Yorman Delgado Báez (22), Alejandro Mirabal Sequera (24) y José Sanz Ortegano (23) fueron los agentes del Cicpc que quedaron privados de libertad por el delito de homicidio calificado con alevosía y motivos futiles e innobles.

Faltaron los delitos de secuestro, robo de vehículo, robo simple, tortura, a juicio de Uraiam Prato, abogada especializada en derechos humanos del Colegio de Abogados de Amazonas. “No creemos que solo ellos fuesen culpables, allí también hay complicidad de la gerencia. Esta conducta abusiva de los cuerpos policiales se ha denunciado varias veces y el Colegio ha hecho solicitudes a los tribunales para que sea atendido. Pero no se ha tratado con eficacia”, mencionó la defensora. Indicó que la institución abrió este martes 8 de noviembre un despacho para recibir denuncias por violación de derechos humanos.

La complicidad de los directores en estos hechos también fue mencionada por Magno Barros. “Poca gente denuncia por miedo y así se vuelve cómplice. Aquí no hay seguridad para los ciudadanos, nos protegemos entre todos como podemos. Tenemos que mantenernos sumisos ante los abusos policiales y también ante la delincuencia porque no hay garantía”, explicó el abogado a Efecto Cocuyo.

Desde su programa de radio Autana es Noticia y su página Waka Noticias, Barros ha podido recibir denuncias de cobro de extorsiones de los Cicpc a los detenidos, prohibición de visita a los aprehendidos y decomiso de alimentos a estos. También los allanamientos ilegales, el desvalijamiento de carros que están en custodia policial y torturas cometidas por los funcionarios que van desde aplicación de electricidad hasta los golpes con un bate forrado por almohadas.

“Esto se hizo cotidiano, la gente sabe que si su carro es retenido le van a sacar algo. El Cicpc es el que más tiene denuncias; pero también la Guardia Nacional y en menor medida la Policía de Amazonas. Esta última ha aplicado sanciones a los funcionarios que delinquen y por eso ha mermado la conducta delictual”, dijo.

Pese a que el Cicpc cambió al jefe de la delegación y al de la región de Amazonas, pese a que fueron detenidos los presuntos autores materiales del homicidio de Francisco; el miedo no se acaba. Testigos y familiares de las víctimas han sido amenazados en los últimos días.

Foto: Cortesía de la familia Zambrano Fuentes

(Visited 186 times, 3 visits today)

Comentarios

2 Comments
  1. Buen articulo, que devela a quienes no somos de allá, como funciona en ese Estado lo que debería ser un cuerpo de seguridad conformado por individuos con principios claros de la justicia y de los derechos humanos, y no por matarifes salvajes, inconcientes y sin ningún tipo de escrúpulos.
    Un caso que probablemente amerita pena de muerte.

  2. Ante un caso como este, donde la victima además de inocente actuó como un ciudadano correcto, el gobierno debería tomar medidas ejemplarizantes de inmediato! destinadas a acabar con hechos barbáricos inexcusables como este.

Leave a Reply

¡Suscríbete!