Hollande declara que Francia está en guerra

Directo y frontal el discurso de François Hollande ante el Parlamento. El presidente francés aseguró que su país “está en guerra” y que ya “ha triunfado ante adversarios mucho más temibles que estos cobardes asesinos” de la organización terrorista Estado Islámico (EI).

En un discurso ante las dos cámaras legislativas reunidas en Versalles, designó al grupo terrorista Estado Islámico (EI) como responsable de los atentados que causaron, al menos 129 muertes en la capital y en Saint-Denis.

Afirmó  que los atentados del  viernes, 13 de noviembre, en París fueron “planificados en Siria, organizados en Bélgica y perpetrados en nuestros suelo, con complicidades en Francia“.

Los terroristas atacan a Francia “porque es un país de libertad y la patria de los derechos humanos”, subrayó y pidió “sangre fría” a los ciudadanos en “estos momentos difíciles”. Francia “no busca contener al Estado Islámico, sino destruirlo”, por lo que aseguró que intensificarán sus ataques en Siria.

Solicitó a diputados y senadores que prologuen el estado de emergencia durante tres meses para poder luchar contra el terrorismo, así como la reforma de la ley que lo regula, que data de 1955.

Hollande anunció  una reforma constitucional que mejore las medidas para luchar contra el terrorismo al tiempo que “se protejan las libertades fundamentales”.  Reforzará “considerablemente” los medios para la justicia y las fuerzas de seguridad, con 8.500 efectivos suplementarios. Las  penas vinculadas con el terrorismo serán “endurecidas significativamente”.

Admitió que sus medidas supondrán un aumento del gasto, pero consideró que “en las circunstancias actuales, el pacto de seguridad se sobrepone al pacto de estabilidad” presupuestaria.

Hollande dijo que “en los próximos días” se reunirá con los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Rusia, Vladimir Putin, con el objetivo de crear una sola coalición internacional contra el Estado Islámico (EI).

La declaración del jefe del Estado francés terminó con un aplauso cerrado, antes de que el propio Hollande, los miembros del Gobierno, diputados y senadores entonaran “a capella” el himno nacional de Francia, “La Marsellesa”.

EFE