Hasta el piso 7 cargan a pacientes del J. M. de los Ríos por fallas en los ascensores

Ni el principal centro pediátrico del país se salva de la crisis hospitalaria. El 22 de enero, los recién remodelados quirófanos del hospital J. M. de los Ríos cerraron por una filtración en el techo. El ministro de Salud Luis López anunció el pasado jueves 15 de marzo la reinaguración de los pabellones. Las cirugías fueron reanudadas, pero ahora son el déficit de anestesiólogos y la falta de ascensores en funcionamiento los que “frenan” las operaciones.

Desde hace un mes, aproximadamente, los elevadores de la torre de hospitalización dejaron de funcionar. Algunos padres deben cargar a sus hijos enfermos en brazos y por las escaleras para subir a los servicios que están en los pisos más altos, entre ellos Neurocirugía, en la quinta planta, y Oncología, en la sexta.

Pese a las fallas en los ascensores, la orden de las autoridades hospitalarias fue no parar las operaciones. “A los niñitos los están subiendo y bajando por las escaleras y en camillas hasta el piso 7, donde están los quirófanos, para poder operarlos. Eso es un riesgo”, denunció una fuente interna del hospital que prefirió no revelar su identidad por temor a represalias.

En redes sociales, el Ministro anunció la “inauguración” de siete quirófanos. Pese a que las salas fueron equipadas, falta contar el personal para que todas estén en funcionamiento. Para este 20 de marzo, solo hay dos pabellones activos porque el hospital cuenta únicamente con dos anestesiólogos. El déficit de estos especialistas es una de las fallas que más afecta la realización de cirugías.

Aunque los quirófanos quedaron cerrados el 22 de enero, durante los primeros días de 2018 las salas de operaciones estuvieron inoperativas por falta de sangre. Sin los reactivos para hacer el despitaje de enfermedades como hepatitis C o VIH/sida a las donaciones, los médicos no podían realizar intervenciones quirúrgicas complejas que pudieran necesitar una transfusión.

Los quirófanos del J. M. de los Ríos habían sido remodelados recientemente. Dos meses estuvieron las puertas cerradas por los trabajos hasta que, en octubre de 2017, los pabellones reabrieron. Desde entonces, solo estuvieron operativas tres salas por durante cuatro meses, hasta que se presentó la filtración en el techo.

En el video difundido por el ministro López también aparecen imágenes del servicio de Medicina III, en la torre de aislamiento. El área fue entregada la semana pasada y ya presenta problemas de filtración en el techo de uno de los baños de las enfemeras.

El baño de las enfemeras goteaba por una filtración y tuvieron que tumbar el techo

Pacientes sin insumos

Este martes 20 de marzo, las madres del servicio de Hematología protestaron por la falta de quimioterapias para el tratamiento de sus niños con leucemia. Geraldine Labrador, madre de un paciente, indicó a Efecto Cocuyo que desde hace dos semanas el área de preparado de mezclas no está funcionando por problemas con el aire acondicionado.

“Ahí preparan las mezclas que luego les colocan a nuestros hijos en las quimios“, explicó la madre. Esta semana, los niños no han podido recibir sus quimioterapias y, desde que se presentó la falla, no todos los tratamientos han sido suministrados.

“Esto no solo afecta a los pacientes de Hematología, sino también a los de Oncología“, agregó.

Pese a la “reinauguración” de los quirófanos, fuentes internas del hospital indicaron a Efecto Cocuyo que en el centro pediátrico continúan las fallas de medicamentos innmunosupresores y antihipertensivos.

(Visited 54 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!