GNB intentó apagar la melodía del violinista Wuilly Arteaga, pero no pudo

Las cuerdas del violín de Wuilly Arteaga dejaron de escucharse en la marcha la tarde de este miércoles 24 de mayo. Normalmente, con sus notas combate las estruendosas detonaciones de las bombas lacrimógenas que lanzan las fuerzas de seguridad del Estado en las convocatorias de la oposición. Desde la línea de fuego, y “vacunado” de los gases con agua con bicarbonato y una franela, entona un repertorio de esperanza en plena represión. Sin embargo, esta vez la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) también arremetió contra él.

“Yo estaba tocando en medio de la protesta y después se acercaron los motorizados de la GNB. Ahí fue cuando uno de esos guardias me agarró el violín por las cuerdas”, relató al canal de noticias NTN24. “Yo no solté el violín y después (la GNB) comenzó a arrastrarme por toda la avenida”, añadió.

En ese momento, el funcionario giró y le pasó por encima con la moto, lo que le causó una herida en la pierna. Arteaga se desprendió de su instrumento tras no poder aferrarse más.

Pese a la agresión del castrense, el joven insistió a los uniformados que le regresaran su violín roto. “Alguien se lo quitó a la GNB que lo tenía. Ese mismo guardia fue el que me lo entregó. Yo le di un abrazo y salí corriendo con el violín, porque también me quitaron el teléfono y la bandera que cargaba atrás”, relató.

La agresión hacia Wuilly se volvió viral en las redes y muchos manifestaron su solidaridad hacia el músico. Más de uno ofreció regalarle un nuevo violín para que pueda seguir tocando sus melodías en las marchas

“Ya mucha gente se ha ofrecido a ayudarme con el violín y, bueno, esperemos que mañana yo pueda seguir tocando otra vez”, dijo. No tuvo que esperar hasta el día siguiente.

El músico venezolano Oscarcito le compró un instrumento al joven y le prometió llenarlo con firmas de artistas como Alejandro Sanz, Franco de Vita, Ricardo Montaner y Marc Anthony antes de hacérselo llegar. “No ha pasado nada”, dijo en un video dirigido a Wuilly que grabó en una tienda de instrumentos. “A la música ni con el pétalo de una rosa”, fue el mensaje que publicó en su cuenta de Instagram.

Conozca más sobre la historia de Wuilly Arteaga, el violinista bajo las bombas lacrimógenas:

El violinista bajo las bombas: Para quienes están reprimiendo también va mi música

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!