“Gastaré Bs. 60 mil cada 15 días en dos medicinas”, denuncia paciente hipertenso

A la señora Jazmín se le subió la tensión de solo escuchar el precio del producto. “Me dijeron que el Losartán importado estaba en 42 mil bolívares”, dijo tras salir de la farmacia con las manos vacías. El medicamento para tratar a la hipertensión se aleja de los 200 bolívares que suele pagar por el mismo principio activo, pero en la caja del genérico. “Yo me tomo una de esas pastillas diariamente. Me acabo de medir la tensión y la tengo alta”, contó Jazmín a Efecto Cocuyo.

Para sortear la escasez de medicinas, algunas farmacias han optado por ofrecer los productos más buscados, pero a precios menos “solidarios”. Cifras de cinco dígitos marcan las cajas de los medicamentos importados para ofertar a quienes viven el vía crucis de local en local para dar con un hipertensivo, algún analgésico y hasta una caja de pastillas anticonceptivas.

“Dame un Losartán, pero el nacional. No el importado“, es la condición de los clientes a Teresa, dueña de una far en Baruta. Aunque los precios se alejen de lo que puede pagar el bolsillo, la farmacéutica advirtió que muchos locales prefieren ofertar esta mercancía. “Algunos los piden para tener algo que darles a las personas que están buscando un medicamento“, indicó a pesar de que en su farmacia no comercializa estos productos.

La disponibilidad tampoco le sirve de mucho a Héctor Villamediana, quien viajó a la capital desde Barinas para hacerse una operación del corazón y para buscar los hipertensivos que necesita. “Tengo dos meses en Caracas, pero llevo más de un mes buscando las medicinas“, aseguró el barinés, quien probó suerte en el Farmatodo de la avenida Francisco de Miranda este viernes 3 de marzo.

“Nada más en dos medicamentos, en un mes tendré que gastar 60 mil bolívares quincenales”, apuntó el hombre de 61 años. Mientras que el Losartán de 60 comprimidos ofertado en la farmacia cuesta 42 mil bolívares, el Balsartán, también importado, ronda los 50 mil.

Aunque muchos usuarios preguntan, muy pocos son los que salen con los medicamentos importados en mano. El alto costo es lo que preocupa a los socios de Farmarket, en Chacao, al momento de comprar estos productos. Incluso los precios de las pastillas anticonceptivas importadas están por las nubes: una caja de 28 comprimidos de Femexin o de Lobelle salen 21 mil y en 42 mil bolívares, respectivamente.

“La gente nos dice que es imposible pagar los productos a estos precios“, indicó un farmacéutico de Farmarket a Efecto Cocuyo. “Nosotros hemos visto los costos en las plataformas de la droguería, pero no los hemos pedido porque esos productos son de baja rotación y se quedan ahí mucho tiempo. Y eso que estamos en una zona de gente con dinero. Imagínate en una farmacia en el barrio. El sueldo mínimo no alcanza para eso”, indicó el vendedor del local en Chacao.

Los precios de las anticonceptivas nacionales oscilan entre los 300 y los tres mil bolívares. Por otra parte, mientras el Nimesulide (analgésico) nacional cuesta 5 mil bolívares, la versión importada vale 13 mil.

Estos precios son los que hacen que algunos usuarios y pacientes prefieran seguir “saltando” de una farmacia a otra para buscar el medicamento a un precio más accesible a sus bolsillos. “Cuando me dijeron el precio del Losartán, me iba dando un infarto. Voy a seguir buscándolo, a ver si se consigue” a otro costo, finalizó Jazmín.