“Ganamos menos que las embarazadas con el bono”, protestaron en el Materno Infantil de Petare

El trabajo se redobla y se paga mal en el hospital Materno Infantil de Petare. Ayer, 28 de febrero, Nerio Cáceres cobró apenas 215 mil bolívares de quincena. “Yo no me valgo con eso”, lamentó el médico residente. Junto a él, doctores, enfermeras y camareras protestaron este jueves, 1 de marzo, en la entrada del centro de salud para exigir salarios dignos y la dotación de insumos y materiales de limpieza.

“Los médicos ganamos menos que las mujeres que salen embarazadas y cobran el bono que da el Gobierno. Eso no es justo”, denunció Cáceres, quien es residente de Pediatría y se formó como médico integral.

Mensualmente, los trabajadores del hospital devengan poco más de 500 mil bolívares, menos que las embarazadas registradas en el carnet de la patria y beneficiarias del bono “parto humanizado”, que reciben 700 mil bolívares al mes durante el período de gestación.

Los sueldos se quedan cortos ante la inflación y esto ha traído consecuencias. Cada vez son más los trabajadores del Materno Infantil de Petare que abandonan sus cargos en busca de una mejor remuneración. “Actualmente somos alrededor de 40 enfermeras cuando deberíamos ser, mínimo, 150 para poder darnos abasto con tantos pacientes“, indicó Angylber Rodriguez, quien forma parte del contado personal de enfermería que atiende en el hospital petareño.

En lo que va de 2018, estima que en el turno de la noche han renunciado alrededor de 16 enfermeras, mientras que en el turno diurno se han ido unas 10. “El sueldo que recibimos no nos ayuda económicamente. Muchos lo que están haciendo es apostillar sus papeles para irse”, insistió Cáceres.

Lea también: Los enfermeros no migran, sino que huyen ante salarios en clínicas y hospitales #Diáspora

Hacinados y sin higiene

Este jueves, 1 de marzo, el Materno Infantil de Petare cumplió dos días sin agua. En la entrada del estacionamiento, junto a Fundafarmacia, la basura se acumula. “Los pacientes vienen aquí para curarse y lo que hay es más contaminación”, expresó Juliana Mata, residente de Pediatría.

Las camareras cuentan, a duras penas, con agua para limpiar el hospital. No hay ni guantes adecuados ni productos de limpieza para mantener las condiciones sanitarias mínimas.

“No contamos con el material de bioseguridad. La placenta se tiene que colocar en unas bolsas especiales y no las tenemos. Las inyectadoras deberían guardarse en frascos. Toda esa basura se acumula allá afuera y se queda regada porque los camiones pasan una o dos veces por semana”, advirtió Rodríguez.

No solo falta la limpieza en el Materno Infantil de Petare. También el espacio. En el retén del hospital solo hay capacidad para atender a siete niños; sin embargo, actualmente hay 22 pacientes hospitalizados. Algunas madres están próximas a cumplir los dos meses en el sitio, a la espera de que puedan conseguir cupo para operar a sus hijos en otro hospital.

Ese es el caso de María Colmenares, de Guarenas, quien ya suma un mes hacinada con su hijo en una de las salas. Su bebé requiere una operación en el estómago, pero no consigue cupo en la unidad de cuidados intensivos de otros hospitales de la capital para recibir la atención adecuada después de la intervención quirúrgica.

La basura queda regada en la entrada del hospital

“Fui al Domingo Luciani, al Hospital Universitario de Caracas, a El Agodonal, al J.M. de los Ríos y al Hospital Militar varios maternos. Me dicen que tienen quirófano, mas no el cupo en la terapia para tratarlo después de que salga de la operación“, denunció.

El pasado lunes, 26 de febrero, trabajadores del hospital El Algodonal protestaron frente al centro de salud por las mismas razones: bajos salarios y falta de insumos. Los médicos advirtieron que el nosocomio está a las puertas de un cierre técnico, prácticamente sin recursos humanos ni medicamentos.

La Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud) convocó al gremio a manifestar sus inquietudes y a denunciar la situación que atraviesan clínicas y hospitales el próximo 6 de marzo en la Universidad Central de Venezuela.

Lea también:

Hospital El Algodonal a las puertas de un cierre técnico, sin insumos ni sueldos justos

(Visited 31 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply