Estado no publica cifras del VIH desde 2012, pero más de 61 mil han recibido tratamiento en 2015 - Efecto Cocuyo

Estado no publica cifras del VIH desde 2012, pero más de 61 mil han recibido tratamiento en 2015

Desde el primer caso de sida en Venezuela registrado en 1983, se estima que 219.025 personas pueden haber sido infectadas en el país. Según el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), 11.669 personas contraen el virus anualmente y 43.805 personas reciben tratamiento gratuito. No obstante, todas estas cifras corresponden al último informe presentado por el Gobierno, publicado en marzo de 2012. Desde entonces, las nuevas estadísticas son dadas a conocer de a poco y por boca, cuando hablan las autoridades en esta materia.

El primero de septiembre de este año, el ministro de salud Henry Ventura aseguró que no eran poco menos de 44 mil pacientes los que reciben antirretrovirales hoy en día, sino 48 mil. También agregó que no existen fallas en el sistema de distribución de medicamentos y que 200 dólares son invertidos en cada tratamiento para proveer de lo necesario a los enfermos.

Sin embargo, el Estado actualizó las cifras de portadores de VIH que reciben tratamiento gratuito el pasado 30 de noviembre. De acuerdo con una nota de prensa emitida por el MPPS y publicada por la Agencia Venezolana de Noticias, entre septiembre y noviembre de 2015 el número de pacientes que se beneficia del Estado creció a 61.686 personas.

En apenas 91 días, desde que el ministro Henry Ventura aseguró que 48 mil venezolanos recibían antirretrovirales, más de 13 mil pacientes se sumaron a la lista de receptores de tratamiento gratuito, según el comunicado emitido por MPPS. En la nota también se especifica que el Gobierno venezolano ha invertido 71 millones de dólares para proveer a los portadores de VIH.

También se señala que el Ministerio colabora con las ONG en cuanto a las medicinas, a la donación de preservativos y a la promoción de campañas para prevenir la propagación del virus.

No obstante, para las ONG y los pacientes, la realidad está lejos de ser perfecta: Los retrasos en la distribución de tratamientos son una constante a pesar de que el Estado esté en el deber de garantizar que las personas reciban el tratamiento de manera adecuada. El presidente de la ONG Stop VIH, Jhonatan Rodríguez, constata lo que recibe de las denuncias: “Todos los años ha habido retrasos pero este ha sido el peor”.

VIH

Según Rodríguez, 30 tipos de fármacos son distribuidos en Venezuela; Sin embargo, de no ser tomados como indica la posología, las consecuencias podrían ser fatales. “Para ponerlo sencillito, eso es como cuando la gente se toma la pastilla para la tensión: Si te la dejas de tomar un día, te puede dar un patatús“, explicó el presidente de StopVIH.

El especialista asegura que existe una variedad de enfermedades oportunistas que aprovechan las defensas bajas del paciente para atacar al cuerpo. La turberculosis y las enfermedades infecciosas y parasitarias son algunas de las amenazas que encabezan la lista de complicaciones para los pacientes con VIH en los anuarios de mortalidad.

A pesar de las leyes, resoluciones y normativas que contemplan los derechos de los pacientes con VIH y sida, Rodríguez advierte que no se está cumpliendo el Plan Estratégico Nacional de VIH ni el Plan Nacional de Prevención de VIH porque no se reconocen las necesidades de las personas afectadas.

El presidente de StopVIH advirtió que el aumento de casos desde 1999 es alarmante. Para ese año, unas 1.243 personas habían muerto a causa de la enfermedad. Sin embargo, según los índices de mortalidad correspondientes a 2012, la tasa incrementó a 2.161.

La ONG Acción Solidaria, dedicada a promover la concientización y a ofrecer servicios médicos integrales para los pacientes con VIH, realizó 600 pruebas de detección del virus el año pasado. Del total de evaluaciones médicas hechas, 15% de las personas salieron reactivas, con un rango de edades entre los 19 y los 45 años. A pesar de los esfuerzos por disminuir los diagnósticos positivos, las cifras siempre se han ubicado cerca de ese porcentaje, aseguró un vocero de la organización.

Para los pacientes, no solo recibir los medicamentos es un problema, sino también las pruebas y chequeos. La falta de reactivos también toca a las personas con VIH aunque la escasez de sus tratamientos sea menor. Costear los exámenes tampoco sale fácil: si bien la prueba para detectar el virus puede costar cerca de 500 bolívares, las evaluaciones para saber si las medicinas están haciendo efecto, como el CD4 y la carga viral, rondan los 5 mil a 8 mil bolívares.

A la hora de prevenir la expansión del VIH, las ONG e instituciones las ven negras. Jesús Sánchez, de Acción Solidaria, critica que únicamente se haga promoción de la lucha contra el Sida únicamente en ciertas fechas pautadas en el calendario y no durante todo el año. Aunque las organizaciones dirigen sus esfuerzos a hacer campañas de concientización en barrios, escuelas y espacios públicos, existe un problema aún mayor que escapa de sus manos: la escasez de preservativos.

“La única forma de no contagiarse es usando condón. Nosotros hemos hecho entrega de preservativos en varias actividades, pero las cantidades que nos dio el Ministerio de Salud no estuvieron ni cerca de ser suficientes”, explicó Rodríguez.

En las farmacias públicas, encontrar un paquete de preservativos es casi imposible. En las privadas se puede correr con suerte, pero los precios no son muy amigables. Una caja de 3 unidades oscila entre los 450 y los 500 bolívares, si se consiguen.

Para los expertos, la falta de información y la situación de escasez no ayudan a disminuir las estadísticas. Sin embargo, todavía sigue siendo muy temprano para predecir las consecuencias que la falta de preservativos trae cuando se trata de prevenir el VIH y otras enfermedades e infecciones de transmisión sexual. “Eso se verá dentro de un tiempo, pero en estos años los números no han bajado. Siguen siendo los mismos”, aseguró Sánchez.

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!