En Táchira el tiempo de espera en cola para obtener gasolina parece interminable

Aunque las colas para echar gasolina no son nuevas, van en aumento. Táchira pasó a ser el estado más afectado por la escasez de combustible en el país, donde se observan colas kilométricas de vehículos a la espera de poder cargar sus tanques.

Son numerosos los proyectos que llevó a cabo la Gobernación de Táchira, al mando de José Gregorio Vielma Mora, como la implementación de estaciones de servicio especiales en la frontera con Colombia, donde se cobraría en pesos, o las estaciones de combustible alternativas, en las que un litro de gasolina de 91 octanos se cobraría a 160 bolívares y la de 95 octanos a 180 bolívares.

Pero ninguna de esas propuestas resolvió la escasez de gasolina, según afirmó el periodista Rafael Urdaneta a Efecto Cocuyo.

“Durante el Gobierno de Vielma Mora las colas siempre estuvieron presentes. A veces llegaban gandolas, pero también había períodos en los que disminuía su afluencia. Ante esa situación, todos alegaban que se trataba de problemas en Pdvsa“, dijo Urdaneta, también habitante de San Cristóbal.

Uno de los grandes factores que a juicio de Urdaneta ha ocasionado el problema del combustible es el contrabando de extracción, que se agudizó en los últimos meses.

“La frontera continúa cerrada y hay guardias nacionales controlando la frontera. Evidentemente debe existir cierta complicidad entre los uniformados y las mafias”, contó. Sumado a eso, Urdaneta detalló que muchas personas aprovechan la escasez de gasolina para operar con el contrabando a Colombia.

Horas para conseguir gasolina

Para Urdaneta, cada vez es más común encontrarse con personas que hayan demorado hasta cinco horas para surtir los tanques de sus carros.

Pero se sorprendió mucho más cuando escuchó a un presentador de la televisión regional decir que le tomó hasta diez horas echar gasolina.

Sin embargo, Rafael considera que los tachirenses se están acostumbrando a la situación.

“La gente se encuentra en un estado de resignación. Muchos son extorsionados por los cuerpos de seguridad del Estado, y terminan rehusándose a actuar”, expresó.

En las colas, muchos se agrupan por razones de seguridad y hasta para pasar el rato. Algunos juegan dominó; otros pagan por conseguir puestos privilegiados en la fila; y también se encuentran quienes pagan 100.000 bolívares por bidones de combustible.

También están las estaciones de servicio habilitadas solo para oficiales o funcionarios públicos que, aunque tienen menos cola, también se presta para la corrupción.

“Hay funcionarios que cobran para permitirte hacer la cola. Adelantan a quien paga hasta el final de la estación, y si los demás reclaman son amenazados con salir de la fila”, aseguró el periodista.

Según Urdaneta, muchas personas esperan por el combustible sin saber que pueda conseguirlo. “La gasolina se puede acabar en cualquier momento, no importa en dónde estés en la cola. Es cuestión de azar”.

Plantas paralizadas

El centro refinador de Paraguaná, el más importante del país, continúa empeorando.

Iván Freites, sindicalista de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), advirtió que la mayor parte de las operaciones de refinación del petróleo tienen más de un mes paralizadas.

De acuerdo con Freites, entre Amuay y Cardón solo se produce 60.000 barriles diarios de combustible, a pesar de que el mercado interno venezolano necesita al menos 250.000 b/d para abastecerse por completo.

“Para cumplir con todo eso hay que acudir a la importación, que se ha visto perjudicada por la crisis que vive Pdvsa, lo que provoca el retraso en la llegada de las importaciones”, afirmó el sindicalista.

Pero, según Freites, no es solo Táchira el estado que tiene problemas de abastecimiento, también sucede en Zulia y en Mérida. “Imagínate, la costa occidental que tiene las mayores reservas petroleras del país, ahora sin gasolina”.

Foto: @jagcjimmy

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply

¡Suscríbete!