En el páramo y valle merideños se registran temperaturas de 4 grados

El estado Mérida ha registrado temperaturas cercanas al bajo cero desde el fin de semana. El páramo y el valle de la región andina son los sectores donde más han descendido los grados. Los habitantes de la región están acostumbrados al frío, pero afirman que la rutina ha variado un poco durante esta semana.

La ciudad de Mérida ha tenido temperaturas que oscilan entre los 11 y los 9 grados centígrados, cuando lo común son 17 grados. En las regiones del páramo y el valle merideño el termómetro ha descendido hasta los 4 grados, e incluso se registró una nevada en el municipio Rangel durante el fin de semana.

La periodista merideña Nora Sánchez informó este martes, 17 de enero, a Unión Radio que las fotografías de la nevada que han circulado por redes sociales corresponden a la localidad de Collado del Cóndor, mejor conocido como Pico El Águila, que se encuentra a 4.118 metros sobre el nivel del mar. También confirmó que nevó en el Pico Espejo, última parada del teleférico, y que hay constante lluvia, neblina y frío.

Marina Vento, de 52 años, vive en El Paseo Las Ferias de Mérida y, aunque no conoce cuánto ha bajado la temperatura, cuenta que “ha hecho bastante frío. Aunque por aquí estamos acostumbrados, me provoca irme para otro lado donde salga el Sol más seguido”, y agregó que “aquí en la ciudad ha estado menos grave que en el páramo o en el valle; por allá mi familia me dice que ha estado por debajo de los 5 grados”.

Andrés Rangel también vive en Mérida, pero su familia reside en El Salado, en la vía hacia la Venezuela de Antier en la carretera Panamericana, y dijo a Efecto Cocuyo que “por acá ha hecho frío como nunca antes. El domingo (15 de enero) una nevada por los lados del páramo y la cola en la autopista hacia allá era bien larga, igual que la del teleférico. Todo el mundo quería subir al Pico Bolívar”.

Aunque los residentes de los pueblos del páramo y el valle merideños están acostumbrados al frío, dicen que ha habido cierto cambio en la rutina. “Mi familia en el páramo no tiene calefacción, pero sí tuvieron que cerrar las ventanas por el viento, incluso algunos niños no fueron al colegio porque está haciendo mucho frío”, comentó Rangel.

El director de Protección Civil de la entidad andina, Gerardo Rojas, aseguró que “aunque han llegado a extremos, las temperaturas a principios y a finales de año siempre son muy bajas; pero era muy poco común ver una nevada en esta época del año”.

PC-Mérida declaró un alerta climática y se mantienen vigilantes en una sala de evaluación técnica integral de riesgo, en conjunto con otras organizaciones de gestión de riesgo, para actuar ante cualquier eventualidad que se presente en la entidad andina.

Foto principal: @meridanatural

(Visited 131 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply