El país en su espalda

Tatuarse duele. Cada inyección de tinta que penetra en la piel es un mensaje de advertencia: más vale que el dibujo que te estás grabando en el cuerpo valga la pena, porque va a ser un recuerdo indeleble que te acompañará por el resto de tus días. Hay quienes convierten su anatomía en lienzo y … Sigue leyendo El país en su espalda