EEUU plantea en la ONU que Venezuela está al borde de una crisis humanitaria

Estados Unidos defendió en Naciones Unidas la necesidad de trabajar para que el Gobierno venezolano detenga la “violencia” y la “opresión” y “restaure la democracia al pueblo”.

“En Venezuela, estamos al borde de una crisis humanitaria. Manifestantes pacíficos han sido heridos, arrestados e incluso asesinados por su propio Gobierno. Las medicinas no están disponibles, a los hospitales les faltan suministros y se ha hecho difícil encontrar comida“, dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en un breve comunicado este miércoles, 17 de mayo.

“Por el bien de los venezolanos, y por la seguridad en la región, debemos trabajar juntos para asegurar que” el presidente Nicolás “Maduro detenga esta violencia y opresión y restaure la democracia al pueblo”, defendió Haley.

A petición de EE.UU., el Consejo de Seguridad de la ONU abordará hoy, en un encuentro a puerta cerrada, la situación en Venezuela por primera vez desde el inicio de la actual crisis en el país.

Los miembros del Consejo recibirán un informe sobre la situación de parte del subsecretario general para Asuntos Políticos de Naciones Unidas, Miroslav Jenca, y tendrán un intercambio informal de opiniones, según fuentes diplomáticas.

Uruguay, que este mes preside el órgano, no espera que de la reunión salga ningún resultado concreto, según dijo a los periodistas su representante permanente adjunto, Luis Bermúdez.

Entre las cuestiones que se abordarán, según señaló, estará la de introducir o no el caso de Venezuela como un punto regular en la agenda del Consejo de Seguridad, aunque tampoco se espera una decisión hoy.

“Es un tema que requerirá algunas otras discusiones adicionales. Consultas entre los miembros, informales especialmente”, dijo Bermúdez.

El embajador británico, Matthew Rycroft, aseguró que su país respalda la iniciativa de Estados Unidos, pues está “muy preocupado por la situación en Venezuela, por el impacto humanitario en los venezolanos, por el creciente riesgo de flujos migratorios y por la posibilidad de inestabilidad regional”.

Rycroft recordó que las organizaciones regionales están liderando la respuesta, pero consideró adecuado que el Consejo de Seguridad también preste atención a esta crisis.

Como Uruguay, el Reino Unido dijo no esperar nada concreto de la cita de hoy, sino que suponga simplemente un “primer paso” y sirva para llamar la atención sobre la cuestión y escuchar las distintas opiniones.

EFE