Educadores aseguran que nuevo currículo desmejorará la calidad de la educación

La respuesta de un gran grupo de docentes es la misma: El nuevo currículo escolar para Educación Media va a desmejorar la calidad de la educación. La medida implementada por el Gobierno en el año escolar 2015-2016 tiene detractores que se oponen al cambio de asignaturas por áreas de formación. El rechazo, aseguraron, no está en la aplicación de un programa educativo “integral”, sino en la improvisación y falta de estrategia del órgano que promueve la reforma: El Ministerio de Educación.

Unos 68 planteles sirvieron de modelo para probar el plan piloto del currículo. Un año después, el Gobierno dio luz verde para llevar la propuesta a más colegios. La Gaceta Oficial N° 41.044, con fecha del 2 de diciembre de 2016, profundizó detalles sobre cómo más planteles se sumarán a la iniciativa del ministerio a partir del año escolar 2016-2017. Sin embargo, los docente siguen plantándose ante la medida.

Este viernes, 9 de diciembre, la Cámara Venezolana de Educación Privada (Cavep) pidió anular el nuevo currículo escolar tras denunciar que ha tenido un “impacto negativo” en las escuelas y en los educandos. A pesar de que el tiempo ha pasado desde que se formularon las primeras denuncias, el rechazo de los docentes se mantiene.

“Los educadores no están formados para trabajar por áreas de conocimiento, sino por asignatura”, argumentó Orlando Alzurú, presidente de la Federación Venezolana de Maestros (FVM).

El nuevo plan de estudio propuesto en el Plan de la Patria está conformado por Lenguas, Culturas y Comunicación (LCC), Memoria, Territorio y Ciudadanía (MTC), Matemática, Ciencias Naturales, Lenguas Extranjeras (LE), Educación para el Trabajo (EPT) y Educación Física. Materias como Física, Química y Biología, que anteriormente se dictaban por separado, quedaron englobadas en el área de Ciencias Naturales.

Olga Ramos, coordinadora de la Observatorio Venezolano de Educación (OVE), coincidió con Alzurú. A pesar de que existe una tendencia por integrar distintas disciplinas en una misma área de conocimiento, la docente señaló que el enfoque que se le está dando al nuevo currículo no es el adecuado.

“Es necesario que el Gobierno tenga una estrategia para formar a los docentes para poder dictar Física y Química a la vez. Lo que saben, no lo pueden enseñar y ellos requieren de esa formación integral”, dijo.

Sin embargo, destacó que la implementación del nuevo currículo ha sido improvisada y que no ha habido esfuerzos coordinados para diseñar una estrategia. “Las universidades no están dando esta formación integral porque no era una demanda del país. Tampoco pueden cambiar sus programas de la noche a la mañana”, explicó. El resultado, indicaron ambos docentes: Menor calidad para los estudiantes.

Los nuevos horarios que propone la reforma buscan eliminar horas sueltas, pero también implican pasar más tiempo en los salones de clase. El Ministerio de Educación propone dos jornadas: una de medio turno, que abarca 34 horas académicas, y otra de 44 horas, llamada jornada alterna o integral.

Plan de estudio de educación media turno alterno o integral
Plan de estudio de educación media de turno alterno o integral
Plan de estudio de educación media regular a medio turno
Plan de estudio de educación media regular de medio turno

Una inquietud surge entre los docentes al momento de impartir educación de calidad: ¿Cuentan los colegios con la infraestructura necesaria para atender a los educandos por más tiempo? La respuesta, para Alzurú, es no.

“No hay infraestructura para atender el uso nocturno en los 23 mil centros educativos que tiene le Ministerio de Educación. Los salones de clase no sirven o los colegios no tienen agua. Eso va a seguir afectando la calidad”, indicó.

Para la coordinadora del OVE, la aplicación de dos jornadas distintas no solo representa un problema para los colegios, sino también para los educandos. “Hay una discriminación de los estudiantes porque no hay una estandarización ni nada que diga que hay una estrategia de conocimientos ¿Qué pasa si un muchacho que estudia en un colegio de media jornada pasa a otro de jornada alternativa?”, preguntó.

Menos calidad para los maestros

La aplicación de los distintos ejes de formación que propone el Gobierno también demandaría de los docentes trabajar más horas. El Ministerio de Educación propone dos jornadas: una de medio turno, que abarca 34 horas académicas, y otra de 44 horas, llamada jornada alterna o integral.

Para muchos educadores que imparten clases en más de centro educativo el nuevo currículo no cuadra. “Hay profesores que trabajan en distintos liceos ¿Tienen los planteles el dinero para pagarles más horas? ¿Cómo van a hacer con las vacantes que dejen en otros colegios?”, inquirió Ramos.

Las horas extra de trabajo y los cambios en las políticas de contratación no son lo único que preocupan a los profesores. También el aspecto alimentario que implica la implementación de los nuevos horarios. “¿Cómo vas tener a docentes de 7:00 am a 4:00 pm ofreciéndoles un desayuno, un almuerzo y una merienda cuando en la práctica no hay ni para que los niños almuercen porque el programa de alimentación no funciona?”, señaló Alzurú.

El presidente de la FVM denunció que la propuesta obedece a la escasez de profesores y que cada vez más los docentes tendrán que impartir conocimientos sobre un área que no necesariamente dominan. “Se está tratando de tapar el déficit de educadores porque la carrera de la docencia dejó de ser atractiva hace mucho tiempo”.

Reformas a la reforma

No solo la Cámara Venezolana de Educación Privada pidió al Ministerio de Educación abrir un espacio para debatir sobre el nuevo currículo y exponer necesidades del sector. Docentes de distintas casas de estudios creen necesario volver a realizar una consulta como la realizada a nivel nacional en el año 2014.

“Creemos que hay que revisarlo, pero no con los sectores que el Gobierno quiere escuchar y que dicen lo que este quiere”, indicó Alzurú.

Por su parte, Ramos tiene en mente cuál sería la primera propuesta para encaminar el proyecto y rediseñar su estrategia: Eliminar la Colección Bicentenario como texto único y obligatorio que reclaman todas las áreas de formación. Al abrirse a otros productos, señaló, se estaría haciendo un gran avance.

Una mejor calidad educativa para los más pequeños y los más jóvenes es lo que reclaman los docentes. Una que no sea como la anterior, pero que también tomen en cuenta a la comunidad estudiantil que debería participar en esta. “A nosotros no nos consultaron debidamente ni a todos los docentes. Tampoco a padres y representantes. Simplemente, no están dadas las condiciones para que se dé esta reforma”, finalizó Alzurú.

  • Arturo

    Gobierno dirigido por un inepto autobusero diseñando programas de educación….ajá