Días productivos y cosechas enteras se pierden en Los Andes por escasez de combustible

Este diciembre, las familias de Táchira y Mérida se han organizado para realizar actividades que nada tienen que ver con la navidad. La única celebración en la que piensan los que hacen cola con sus vehículos en las estaciones de servicio es en cuando salgan de allí con el tanque lleno de gasolina… hasta que se les agote y deban regresar a otra cola.

En lugar de coordinar para armar el pesebre o ponerle los adornos al arbolito, la logística familiar a escasos días del 24 de diciembre se limita a que mientras unos esperan en la fila de carros por períodos interminables, otros se encargan de prepararles comida y suministrarles agua, café u otras bebidas o cubrir por turnos el tiempo que sea necesario hasta llegar al surtidor de combustible, según refieren algunos tachirenses.

“Mi esposo se metió en una bomba anoche (lunes) a las 10:00 pm y me pidió relevo hoy a las 4:00 pm. Vamos a trabajar un día él y otro yo (para poder seguir en la cola) hasta que echemos gasolina“, refirió una residente de San Cristóbal este martes 19 de diciembre, quien prefirió mantener su identidad en reserva.

La falta de combustible -que es subsidiado y según dirigentes políticos de la entidad es revendido por contrabandistas en Colombia– ha afectado a “la producción agropecuaria y a la salud”, dijo en rueda de prensa la gobernadora de Táchira, Laidy Gómez. A los agricultores “se les están dañando las cosechas y las ambulancias no pueden atender las emergencias del pueblo”, declaró a la prensa regional.

Andreína Moreno, quien es empleada del sector público, ofreció otro testimonio impactante sobre cómo su vida y la de su familia gira en torno a poder contar con gasolina para su vehículo.

“Luego de dejar a mi esposo en su trabajo a la 1:00 pm (del lunes 18) recorrí (los alrededores de) tres estaciones de servicio que estaban surtiendo combustible, pero en ninguna encontré el final de la cola. A las 6:00 pm, una amiga me avisó que estaban surtiendo en Las Lomas -ella estaba allí con su esposo quien tiene un taxi– y me guardarían un puesto. Cuando llegué, ya habían marcado al último carro que surtirían y estábamos a más de 150 vehículos de distancia”, contó.

Moreno insistió en otra bomba en la parte alta de la ciudad, donde “el policía me informó que habían llegado dos gandolas y surtirían hasta las 9:00 pm. Busqué el final de la cola, que era de unos 300 carros o más; allí me quedé y le guardé puesto al esposo de mi amiga. Sabía que no podríamos surtirnos antes de esa hora, pero como había certeza de que habría gasolina para hoy (martes) decidimos pernoctar en la cola… Decisión que tomó el 90% de la gente que estaba allí”, explicó.

La joven añadió que por medida de seguridad, llamaron a amigos y familiares para “hacer la cola en grupo” y así se contaban en la fila su carro, el taxi del esposo de la amiga, el vehículo de un tío de él y el automóvil de una colega de su trabajo.

“Nos organizamos, como yo era la que más combustible tenía fuimos en mi carro a buscar mantas, abrigos y comida para pasar la noche. Pasamos mucho frío en la madrugada a pesar de los abrigos. Dormimos muy poco y por turnos. La estación de servicio comenzó a surtir a las 7:00 am, pero hasta donde estábamos comenzó a correr la cola a las 8.15 am. Finalmente salimos a la 1:15 pm, luego de discutir con un señor que intentó colear su camión 350 y no lo dejamos meter”, finaliza su relato sobre la hazaña para conseguir gasolina.

Video: Luz Dary Depablos

“La gente deja los carros el día anterior en la cola y se van y los dejan ahí o duermen ahí hasta que lleguen las gandolas y empiecen a vender”, confirmó a Efe Thaís Chacón, otra habitante de San Cristóbal que se refiere asimismo a la explosión de precios del transporte público debido a esta situación.

Chacón relata además cómo la reventa es un fenómeno recurrente en el Táchira, donde algunas personas tienen más de uno de los chips con que el Gobierno nacional raciona la gasolina que se vende a cada vehículo en los estados fronterizos, una medida con la que intenta evitar el contrabando a Colombia.

La escasez de combustible ha provocado protestas de ciudadanos que impiden el tránsito en las principales vías de la capital tachirense y en la carretera que une esta ciudad con Mérida, en un trayecto de Los Andes venezolanos donde se repiten las colas de vehículos en espera de que llegue gasolina a las áreas de servicio, cuenta a EFE Virginia García, quien hizo hoy ese recorrido.

“Hay un deterioro de verdad de la convivencia social. Por las colas interminables que hay en esta región por la gasolina, por los alimentos más elementales”, declaró a la agencia española el arzobispo de Mérida Baltazar Porras.

Venezuela es el país del mundo con mayores reservas de petróleo del mundo. La producción de crudo de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) cayó en octubre por debajo de los 2 millones de barriles diarios, un mínimo histórico en casi tres décadas que el jefe de Estado, Nicolás Maduro, atribuye a la corrupción en la compañía.

El litro de gasolina de 91 octanos cuesta en el país 1 bolívar (menos de 0,0003 dólares a la tasa de cambio oficial de referencia), mientras que un litro de gasolina de 95 octanos vale 6 bolívares (0,0017 dólares).

En la vecina Colombia, el precio promedio del litro de gasolina es de 0,74 céntimos de dólar, lo que convierte en un negocio especialmente lucrativo la venta del hidrocarburo venezolana al otro lado de la frontera.

En Táchira el tiempo de espera en cola para obtener gasolina parece interminable

Con información de EFE

Foto principal: @licellmorales

  • Eduardo A.Cuberos L

    Un desastre total,pero esa situación es de vieja data,yo mismo en mayo de este año hube de ir a Cúcuta,en razón de trabajo, y constate esa situación,aún más grave,siendo verdad esta información y es de añadir el Stress enfermante a la ciudadanía,buscar comida,gastar más,arriesgar más y todo lo demás que implica per se.Vielma no resolvió nada y ha dejado esa papa caliente a la novicia gobernadora adeca,que de seguro consultara al gurú ” viento jodedor”, de Ramos Allup,quien no necesita presentación.He dicho!

  • Pingback: Días productivos y cosechas enteras se pierden en Los Andes por escasez de combustible - La voz del consumidor- Venezuela()