Detienen a hombre por asesinato de niño de 20 meses #MonitordeVíctimas

La muerte de un niño nuevamente vuelve a conmocionar a la parroquia Caricuao, esta vez el hecho se registró en la UD-7 de Ruiz Pineda donde vivía Leónidas José Bernal Berez de tan solo un 1 y 8 meses de edad quien fue sacado de su residencia envuelto en una sábana llena de sangre  rumbo al Materno Infantil de Caricuao donde falleció producto de las graves lesiones que tenía.

Reiner Bernal, padre biológico del niño, dijo que desde hacía un año se había separado de Kailin Elena Berez (24) madre del niño. La joven, quien se quedó con la custodia del pequeño Leónidas, a los pocos meses de la separación comenzó a vivir con una nueva pareja, Miguel Ángel Talavera Olivares (30). Con los días la relación entre los padres biológicos del niño se deterioró y finalmente Kailin le prohibió a Reiner que visitara a su hijo. La última vez que pudo verlo fue el Día del Padre del año pasado. Desde ese día el hombre cuenta que nunca más volvió a escuchar la risa del niño.

El pasado martes 30 de enero, la mamá de Reiner recibió una llamada de su ex nuera, Kailin, para decirle que su nieto se encontraba hospitalizado en un centro de salud en Coro. La abuela de inmediato se comunicó con su hijo, este le devolvió la llamada a su ex quien le contestó que el niño estaba bien, y que no necesitaba dinero de él.

El miércoles 31 el celular de Reiner sonó de nuevo: esta vez familiares de Kailin le notificaron que su hijo había fallecido y su cuerpo se encontraba en la medicatura forense de Bello Monte. En efecto, se acercó a la morgue y reconoció el cadáver de su hijo de casi dos años.

Reiner relató que vecinos del edificio donde residía su hijo Leónidas le comentaron que la mañana del miércoles escucharon unos golpes y el llanto del niño, luego vieron cuando Kailin lo sacaba envuelto en una sábana y el pequeño vomitaba sangre.

El niño fue ingresado al centro de salud bajo la supuesta información de que “presentaba vómitos”, pero al realizar los primeros exámenes el diagnóstico de los médicos no coincidía con la declaración de los padres, ya que presentaba signos de violencia física, tenía morados en sus brazos y espalda y había vomitado sangre mientras lo examinaban.

Ante las incongruencias en las informaciones, los médicos llamaron al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) organismo que detuvo al padrastro de la víctima.

Fuentes extraoficiales indicaron que la causa de muerte del niño fue shock hipovolémico por traumatismo abdominal cerrado. Además presentaba hemorragia en páncreas, colon, mesenterio y mesocolon.

Es de recordar que es el segundo niño que muere en la parroquia Caricuao en menos de seis meses. En ambos casos el principal señalado de las muertes es su padrastro.

El 3 de septiembre de 2017 Iraida Mendoza, una joven madre de 19 años de edad, fue detenida junto a su pareja Daniel Mendoza (21) por la muerte del pequeño David Jiván Gómez Mendoza. En torno a esta muerte hay dos hipótesis: Una señala que el niño fue asesinado para que la pareja pudiera emigrar del país. La otra versión señala que el niño fue entregado como garantía de pago a una banda de narcotraficantes de la zona, al retrasarse el pago, el pequeño fue asesinado.

Escrito por Daisy Galaviz

(Visited 39 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment
  1. ESTAN PASANDO COSAS RARAS CON LOS NIÑOS,,,,,creo que estamos en presencia de algo satánico,, DIOS LIBRANOS DE TODO MAL,,

    PAZ A SUS ALMAS,,,,,,,

Leave a Reply

¡Suscríbete!