Decenas de mujeres protestaron en Plaza Venezuela por un “parao” a la crisis #8M

Vestidas de morado y con pancartas, decenas de mujeres “se pararon” este miércoles 8 de marzo en Plaza Venezuela. Durante una hora, las venezolanas se sumaron al paro mundial de mujeres para hacer sentir la importancia del sexo femenino en cada uno de sus roles. La escasez de anticonceptivos, la crisis sanitaria, la falta de comida y la brecha salarial son algunas de las razones que movieron a las mujeres a ponerle “un parao” a la situación que atraviesa en Venezuela.

“Este no es un día para celebrar, sino para conmemorar”, aseguró Isolda Heredia, coordinadora del ‎Observatorio Venezolano de los Derechos de las Mujeres. “No podemos continuar viendo lo que estamos viendo. Nuestros nietos no tienen futuro. Las mujeres queremos cambio”, exigió.

Hisvet Fernández es una de tantas que vive la crisis hospitalaria de cerca. Solo las mujeres pueden cuidar a los enfermos, reza un letrero improvisado en el Hospital Clínico Universitario (HCU). Ella lo sabe muy bien: desde hace dos semanas cuida de su hija, quien permanece hospitalizada en el centro de salud. “En el hospital me piden hasta el algodón y el alcohol. Las ventanas ya no son de vidrio, sino que están cubiertas con bolsas de basura. Las enfermeras trabajan con las uñas”, aseguró.

Con consignas como “Igual salario, igual trabajo” y “ni una menos“, las mujeres leyeron una declaración durante el paro para exigir sus derechos. “Las mujeres venezolanas llegamos a este 8 de marzo de 2017 enfrentando los mayores retos de la historia republicana de nuestro país y nos unimos al llamado al Paro Internacional de Mujeres“, leyeron.

las-razones-que-convocan-a-las-mujeres-este-8m

La declaración, respaldada por 84 organizaciones, exige una nueva Ley de Igualdad de Género, medicamentos para las mujeres que padecen VIH, cáncer de mama o cualquier otras patologías, y disminuir las cifras de mortalidad materna.

“Paramos por las mujeres pertenecientes a comunidades indígenas, afrovenezolanas, migrantes, y refugiadas y mujeres lesbianas, bisexuales y trans que continúan enfrentándose con múltiples formas de discriminación y violencia en todas las áreas de la vida social, política, económica y cultural”, exigieron desde Plaza Venezuela.

Las mujeres tras las rejas también estuvieron entre las exigencias del grupo que se manifestó este miércoles. Sin embargo, otro problema figuró entre los protagonistas: El hambre. “¡Basta de promesas, llenemos las despensas!”, gritaron al unísono. Para Karina Molina, maestra y una de las asistentes este Día de la Mujer, el sexo femenino lleva este vía crucis por dos: “No solo nosotras padecemos el hambre. También nuestros hijos”, aseguró.

Lea la declaración a continuación:

(Visited 7 times, 3 visits today)