Coronel Lugo se negó a evitar acción de colectivos, afirman testigos de ataque en Catia

El ataque de grupos armados contra opositores en los puntos soberanos este domingo 16 de julio en Catia, ocurrió dentro del perímetro de seguridad establecido para resguardar centros de votación, luego de que opositores y chavistas se enfrentaran verbalmente.

Según testigos, la cola del punto soberano en la avenida Sucre de Catia llegaba hasta las cercanías del Parque del Oeste, donde queda ubicado el liceo Mguel Alberto Caro, institución utilizada como centro de votación para el simulacro electoral para la Asamblea Nacional Constituyente.

En horas de la tarde, simpatizantes del chavismo y opositores se encontraron. Hubo un intercambio de palabras, que trascendió en un enfrentamiento entre ambos grupos, hasta que llegaron motorizados armados que dispararon contra quienes participaban en la consulta popular.

El dirigente del partido Voluntad Popular, Pedro Benítez contó que previo al ataque, se acercó al Coronel de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Bladimir Lugo, quien estaba a cargo de la seguridad del centro de votación habilitado para el simulacro electoral cercano.

Le pidió al militar, que hiciera algo para evitar una confrontación entre opositores y chavistas, pero recibió una respuesta negativa por parte de el oficial, “ese no es mi problema”, le contestó.

El funcionario, que es comandante de la unidad que resguarda la Asamblea Nacional, fue imputado por el Ministerio Público (MP), por cometer agresiones contra diputados y otros ciudadanos.

MP cita como imputado al coronel Lugo por violación de DDHH

Personas resguardadas en la iglesia El Carmen 

Debido a los disparos, al menos 300 personas se resguardaron en la Iglesia El Carmen, mientras los motorizados rodeaban el sector, pese a la cercanía con el centro de votación del Consejo Nacional Electoral (CNE), que es una zona de seguridad cuyo perímetro es de 500 metros. En el lugar se reportó que el cardenal, Jorge Urosa Sabino se encontraba en el lugar.

En las cercanías se encontraban funcionarios de la GNB y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes garantizaban la seguridad en el centro de votación, durante el tiroteo que dejó una mujer fallecida y tres personas heridas.