Como un déjà vu, Chile se hace recampeón de América en penales frente a Argentina

Ver Galería
8 Fotos
Como un déjà vu, Chile se hace recampeón de América en penales frente a Argentina
messi2

Como un déjà vu, Chile se hace recampeón de América en penales frente a Argentina
messi3

Como un déjà vu, Chile se hace recampeón de América en penales frente a Argentina
chile campeón

Como un déjà vu, Chile se hace recampeón de América en penales frente a Argentina
chilecampeon2

Como un déjà vu, Chile se hace recampeón de América en penales frente a Argentina
messi

Como un déjà vu, Chile se hace recampeón de América en penales frente a Argentina
final2

Como un déjà vu, Chile se hace recampeón de América en penales frente a Argentina
final1

Como un déjà vu, Chile se hace recampeón de América en penales frente a Argentina
final

En un partido que fácilmente podría considerarse como una paramnesia, Chile venció, como en 2015, a la selección de Argentina en la final de la Copa América. De nuevo, por penales, de nuevo, con un partido que finalizó 0-0, de nuevo, con un partido sumamente peleado.

El estadio MetLife de East Rutherford, New Jersey fue testigo de cómo la mala fortuna sigue acompañando a la selección albiceleste, que no gana un título de mayores desde 1993 y que perdió su tercera final al hilo, algo impensable.

El primer tiempo del partido más disputado de la Copa América Centenario mostró a ambas oncenas con sus formaciones de gala. Por Argentina volvía a la titular Ángel Di María, jugador sumamente importante en la albiceleste y quien había tenido una gran participación en el debut de Argentina ante Chile en la primera ronda, cuando la subcampeona del mundo y de América, venció a los vigentes campeones del continente.

Mientras tanto, Chile también ponía todas sus cartas en la cancha, especialmente con la vuelta de Arturo Vidal, quien no había disputado la semifinal por acumulación de tarjetas amarillas.

El partido comenzó con un disparo de Éver Banega, quien probó al guardameta chileno Claudio Bravo con un disparo que se fue por su poste derecho apenas al minuto de partido.

En el minuto 16, Marcelo Díaz, mediocampista chileno sería amonestado. Poco tiempo después, en el minuto 20 de juego, Gonzalo Higuaín, delantero de Argentina tuvo en sus botines la opción de abrir el marcador luego de robar un balón e irse a un mano a mano ante Claudio Bravo, Higuaín no definió a tiempo y para cuando logró pinchar la pelota ya el guardameta chileno había cerrado casi todo el ángulo. El partido seguía 0-0, pero era Argentina el equipo que más lo buscaba.

Disparo de Higuaín

En el minuto 28, Lionel Messi se inventó una falta ante Marcelo Díaz, quien ya había sido amonestado y, a juicio del árbitro brasilero Héber Lopes, merecía la segunda amarilla, lo que dejaba a los chilenos con 10 jugadores antes de la media hora de partido.

Chile parecía perdido en cancha y el entrenador Juan Antonio Pizzi preparaba una modificación para poder reorganizar a sus muchachos, sin embargo el árbitro Lopes se guardaba una tarjeta bajo la manga. En el minuto 43, el lateral argentino Marcos Rojo fue expulsado luego de que, nuevamente, a juicio de Lopes, el defensor argentino cometió una falta que ameritaba roja directa. El partido estaba nivelado en todos los aspectos.

Expulsión de Rojo

La segunda mitad comenzó algo más lenta, pero los argentinos volverían tomar el control del partido. Gerardo “el tata” Martino, decidió hacer cambios. En el minuto 57 ingresó Matías Kranevitter por un extenuado Ángel Di María.

Los porteros se hicieron grandes. Sergio “Chiquito” Romero detuvo todo lo que pudo ante la ofensiva chilena y Claudio Bravo se vistió de héroe en par de ocasiones para mantener su valla en cero.

El destino de los penales se hacía cerca, pero para ello había que jugar una prórroga de 30 minutos. Argentina, evidentemente, no quería llevarlo a la definición de pena máxima, quería ganarlo y evitar revivir lo ocurrido en la Copa América 2015. Los 30 minutos extras dejaron en evidencia un agotamiento notable en las piernas de los futbolistas. Tanto que Alexis Sánchez, referente ofensivo de Chile, tuvo que ser sustituido en el minuto 104 por Francisco Silva, jugador de corte defensivo. Luego, el otro delantero chileno, Eduardo Vargas, también fue sustituido, esta vez por Nicolás Castillo.

Llegó la tanda de penales y lo mismo que se vivió en la tarde noche del 4 de julio de 2015 en el Estadio Nacional de Santiago de Chile se volvería a vivir en la noche de Nueva Jersey, algo que pocas veces pasa en tan poco tiempo.

Arturo Vidal, baluarte chileno, fue el primero en pegarle en la tanda de penales. Su disparo fue detenido por Romero, quien se supo mover hacia su derecha rápidamente y poner la esperanza argentina a tope.

Luego llegó Lionel Messi, estrella argentina y quien tenía la responsabilidad en sus hombros de ganar su primer título con la selección argentina de mayores. Pero ocurrió lo impensable, Messi falló su tiro, no fue detenido por Bravo, sino que la pelota se fue por encima del arco. El rostro de Lionel se puso gris y se fue caminando hacia sus compañeros.

Penalti de Messi

Por los chilenos pateó Nicolás Castillo, quien disparó hacia su izquierda y puso a Chile a ganar en la tanda de penales. Luego el argentino Javier Mascherano remató fuerte al medio de la portería y Claudio Bravo no tuvo nada que hacer. Tanda igualada a 1 y, mientras tanto, Lionel Messi se dejaba caer en el césped del estadio MetLife.

Charles Aránguiz también acertó su penal y Sergio Agüero hizo lo propio. Argentinos y chilenos no cedían. Jean Beausejour también lo anotó, pero Lucas Biglia no pudo hacerlo, luego de que el guardameta Claudio Bravo detuviera la pelota.

El tiro final lo ejecutó Francisco Silva, quien anotó con plena seguridad y puso a celebrar a los chilenos que ganaban su segundo título continental y lo hacía por segunda vez consecutiva ante la selección Argentina.

Penalti de Silva

De esta manera la generación dorada de los últimos años en Argentina volvía a quedarse sin un título de mayores. La albiceleste no pierde un partido de Copa América desde la final ante Brasil en 2007, es decir, 16 partidos invictos. Las tres veces que Argentina cayó en los tres últimos torneos fue vía tanda de penales. Ante Uruguay en 2011 y ante Chile en 2015 y 2016.

Además, el conjunto argentino fue el de mejor rendimiento de la Copa América Centenario, luego de ganar 5 partidos consecutivos, empatar uno y no perder en tiempo regular. Mientras que Chile ganó 4 partidos, empató uno y perdió uno, justamente frente a Argentina en el inicio de este torneo continental.

Por su parte, la generación dorada de Chile ha revalidado su chapa de campeón de América al vencer a los argentinos. “La Roja” que inició perdiendo este torneo, logró recomponerse en el camino y rearmar un gran equipo apoyado en las figuras de Alexis Sánchez, que sería seleccionado como el Mejor Jugador del torneo, de Arturo Vidal que fue vital en cada compromiso y de Eduardo Vargas, quien finalizó como goleador del torneo, con 6 tantos.

“La mufa”, eso que los argentinos reconocen como una especie de mala suerte y que los venezolanos reconocemos como “pava”, no abandona a la albiceleste, que seguirá esperando un título que corte la sequía que inició en 1993.