Cicpc presume que una mujer mató a su hijo de 2 años para irse a Panamá con el novio

El director del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, informó este jueves 7 de septiembre que la madre del niño  David Jivan Gómez Mendoza, de 2 años de edad, habría permitido el homicidio de su hijo para poder irse a Panamá junto a su pareja.

El comisario relató que la joven Iraida Zaiter Mendoza Gil, de 19 años de edad, se presentó en la Subdelegación de Caricuao del Cicpc para hacer la denuncia por desaparición del niño, quien fue visto por última vez el sábado en la UD2 de esta parroquia.

Esto fue una simulación para no levantar sospechas entre sus familiares, pues la joven consideró que se debían hacer muchos trámites para llevarse al niño a Panamá. La comunidad inició una búsqueda por la zona al igual que por las redes sociales, pero ella quedó retenida.

Más tarde, una mujer que se identificó como la tía del padrastro del infante, Donna Daniela Mendoza Gil, dijo que su pariente Daniel Alejandro Mendoza Gil, de 21 años de edad, le confesó haber asesinado al niño, meter su cuerpo en una bolsa plástica para transportar químicos y luego lanzarlo en una zona boscosa de la Terraza 30,  Zona B de la UD2.

Los funcionarios estuvieron ayer 6 de septiembre en el lugar indicado por la hermana del presunto homicida y dieron con el cadáver de David Jivan. En su estómago y pecho había tres heridas por arma blanca.

Luego se dirigieron hasta el municipio Brion, estado Miranda, donde se escondía Daniel Alejandro. Allí fue donde lo detuvieron y, según afirmó Rico, confesó sin coacción la autoría del crimen.

Encuentran en una bolsa a niño de 2 años que tenía cuatro días desaparecido

  • Julio César Alfonzo

    Yo tengo un hijo de la misma edad. Estoy pasmado con la atrocidad que estoy leyendo. Esa pobre criatura indefensa que le quitaran la vida así. Bestias Inhumanas. Se imagina el terror y la impotencia de esa criaturita al ver como lo alejaban de su madre y sufrir semejante barbarie. Ver y sentir como le arrebataban la vida. Cadena de Muerte para ambos.

  • sandro lopopolo

    Ambos criminales, cuando irrumpió la fatídica “robolución” en la sociedad venezolana, tenían entre uno y tres años de edad, es decir, nacieron en los albores de la creación del “hombre nuevo”. El Estado debió protegerlos, educarlos, orientarlos, crearles valores de amor, respeto y solidaridad hacia su entorno familiar y más allá de éste. A la vuelta de casi 18 años este es el producto: asesinos en potencia, seres podridos, descerebrados, capaces de matar a su propio hijo tal como lo hicieron. No tienen salvación y deben pagar con sus vidas inmediatamente su abominable crimen. La quinta paila del infierno debe ser su morada por toda la eternidad. Y con ellos deben acompañarlos los nazis que aún gobiernan a Venezuela.

  • Miguel

    Esto es un nivel de maldad sin precedentes. Sinceramente cualquier castigo es insuficiente, por duro que sea.