Cania sugiere un plan para no dejarse abatir por la crisis

Impotencia, angustia, frustración y mal humor son algunas de las emociones identificadas en la población frente a la crisis económica, según Jacqueline Gaslonde, gerente de psicosocial en el  Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano (Cania).

Gaslonde hizo una serie de recomendaciones para no dejarse abatir por las actuales circunstancias. La interacción social es una de las vías.  “Es importante hablar y reunirse con los seres queridos, no siempre tratando el mismo tema”. Conversar, hablar o escribir ayudan a poner en palabras lo que sentimos, aliviando así la carga.

Las actividades físicas, hacer ejercicio o caminar, así como cultivar el lado espiritual de cada uno, también ayudan. “Favorecen momentos de paz interior y encuentro”. 

Para mejorar el proceso de hacer las compras, la primera recomendación es elaborar un presupuesto familiar. Se debe discutir con toda la familia reunida, para que cada uno aporte sus ingresos reales y, de acuerdo con sus gastos, se establezca con cuánto puede ayudar.

Al momento de comprar, se deben tener claro las opciones que ofrece cada grupo de alimentos, y con qué se puede sustituir aquellos que, por su costo, han tenido que salir del carrito de compras. Por ejemplo, quinchoncho en vez de caraotas, o sardinas como proteína principal. Ser creativo a la hora de cocinar y combinar alimentos puede resultar en platos nutritivos.

Ir a más de un sitio para comparar precios también es una recomendación. Hay que prestar atención a la cantidad de producto en relación con su precio, por ejemplo, a veces comprar dos envases pequeños de 500 gramos puede resultar más económico que comprar uno grande de 1.000.

Un intercambio justo de víveres y productos con amigos y familiares es recomendado por Cania, puesto que así no solo logras conseguir lo que estabas buscando, si no que también fortalecen lazos de amistad al ayudar a los demás.

Gaslone dijo también que se debe evitar comer en la calle, por sus altos precios. “Lleva tu comida al trabajo o sitio de estudio”.

Recomendaciones para los niños

Para los pequeños de la casa, la psicóloga recomienda mantener, dentro de lo posible, sus rutinas y hábitos, para procurarles una vida lo más parecida posible a la que están acostumbrados. “No demostrar la angustia, preocupación o temor delante de ellos. Buscar con quién y cuándo hacerlo”.

Tampoco se debería hablar de política frente a ellos, ni crear o incrementar temores hablando de la escasez y del desabastecimiento. “Hay que decirles que papá y mamá se encargan de eso“, dijo Gaslonde.

A la hora de enseñarlos a probar nuevos alimentos que antes no estaban en su dieta, lo más importante es la paciencia, mantener la calma sin obligarlo a comer. Se debe comenzar por raciones pequeñas, para que se vaya acostumbrando al nuevo sabor. También se puede mezclar el nuevo alimento con alguno que le guste y al que esté acostumbrado, y ofrecérselo juntos.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply