Banesco denunciará ante Sudeban sede bancaria ilegal en cárcel de Tocuyito

Los tuits de la periodista Alexandra Belandia dieron la noticia a Banesco Banco Universal: los privados de libertad en el Internado Judicial de Tocuyito, estado Carabobo, abrieron una sede bancaria improvisada y rotularon el espacio con el nombre de la reconocida agencia financiera.

Aunque el mensaje en la red social circula desde el 26 de febrero, fue hoy cuando Banesco se pronunció al respecto y aseveró que denunciaría la irregularidad a la Superintendencia de Bancos (Sudeban) y otras autoridades pertinentes.

Además de visibilizar aún más la falta de control en el sistema carcelario del país, la agencia bancaria se mostró indignada por la situación:

Belandia es periodista y formó parte del equipo de Radio Caracas Televisión (RCTV). En la serie de tuits que envió para informar lo que encontró en el penal de Tocuyito, explicó que en esta sede bancaria improvisada los presos pueden depositar dinero en ciertas cuentas (Banco de venezuela y Banco Occidental de Descuento) a cambio de un porcentaje cuando lo van a retirar.

En el Internado Judicial de Carabobo el control es de los presos y no del Ministerio para Servicios Penitenciarios. Este penal es del supuesto 2% que queda por implementar el Nuevo Régimen, sistema de disciplina que impuso Iris Varela cuando llegó a la cartera ministerial.

De acuerdo con un recorrido que hizo El Nacional por las celdas de esa cárcel, el “pran” (privado de libertad que impone sus normas) cobra una “causa” (dinero que deben cancelar los presos para garantizar su vida) de 6.000 bolívares.

Allí también se cobra para permitir el ingreso de la visita; para alquilar cuartos improvisados con mejores condiciones que las celdas comunes y para comer los productos regulados que en la calle están escasos (harina de trigo, arroz, sardinas, etc).

“En la Máxima todo es negocio. Dentro los presos ejercen la buhonería como oficio y para pagar “la causa” cuando no lo hace el familiar. En las mesas que colocan en los pasillos, además de harina, leche, pasta y azúcar a precio de bachaquero, venden porciones de crack (piedra), crippy (marihuana sintética), porros de marihuana y pitillos de perico. Uno de los reos vendedores gritaba: “Hay cigarrillos, harina y piedra”, narró El Nacional.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply