Asesinos “esperaron” por sobrino de Carolina Herrera y su socio, afirma Polihatillo

A las 5:00 de la tarde de este 12 de mayo, finalmente una autoridad policial dio información sobre el secuestro y posterior asesinato de Reinaldo Herrera y Fabrizio Mendoza, quienes la mañana de este viernes fueron localizados sin vida en la carretera vieja Caracas-La Guaira. Se confirmó que el primero es familiar de la diseñadora venezolana Carolina Herrera.

De acuerdo con el jefe de seguridad del municipio El Hatillo, comisionado Einer Giulliani, las víctimas fueron sorprendidas al mediodía del jueves en el estacionamiento del Centro Comercial Plaza La Boyera, ubicado en su jurisdicción. Allí sus futuros captores los estaban esperando en una motocicleta KLR y un vehículo tipo taxi.

“Se presume que los autores sean tres o cuatro hombres, quienes someten a las víctimas y se las llevan del sitio en el vehículo de una de ellas: una camioneta Hilux blanca. Los delincuentes negociaron con unos familiares el pago en dólares y joyas. Los familiares contactaron a las autoridades solo hasta las 10:00 pm (de ese día) cuando hacen la denuncia en el Cicpc (Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas), específicamente con la Dirección Contra Secuestro”, dijo Giulliani.

La empleada doméstica de Mendoza habría sido la encargada de entregar el rescate a los secuestradores el cual se realizó en el parque de mascotas Brownie de El Cigarral, municipio El Hatillo. Este dato no fue confirmado por la autoridad local, pues dijo que también se presume de que ésta transacción se realizó en La Tahona. Descartó que los delincuentes hurtaran las viviendas de las víctimas.

“Lo extraño es que éste no es un secuestro común, en el que se persigue a las víctimas y se capturan.  Aquí hay que resaltar que los estaban esperando”, precisó el comisionado, quien agregó que la data de muerte era de las 7:00 de la noche aproximadamente.

Herrera y Mendoza tienen una empresa llamada Arquitectura Herrera y Asociados, ubicada en el centro comercial donde fueron secuestrados. El primero tenía 34 años de edad, era padre de dos niñas y residía en El Hatillo, mientras que Mendoza tenía 31 años y residía en Chacao.

“Sobre Mendoza pesa una acusación por una investigación de la comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, por la entrega de 11 millones de dólares preferenciales a empresas de maletín, es decir de forma fraudulenta”, puntualizó Giulliani.

Dos arquitectos secuestrados y asesinados, uno de ellos sobrino de Carolina Herrera

Comentarios

1 Comment
  1. Quien sabe si esos dolares de “maletin” fueron la causa de todo esto. Lo que mal empieza mal termina.

Leave a Reply

¡Suscríbete!