Al tercer día de la huelga de hambre, se suman más médicos

protesta merida

Adriana Albertini y Eugenia Romero, médicos especialistas, se unieron a la huelga de hambre comenzada el lunes por seis médicos del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes. Otras seis especialistas, Estrella Uzcátegui, Gloria Márquez, Rosa Briceño, María Eugenia Noguera, Nolis Camacho y Susana Chuecos, iniciaron un ayuno de 12 horas.

La misma medida fue tomada por Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana, quien visitó a los huelguistas en la mañana de este jueves 26 de mayo. El galeno aseguró en una entrevista a la cadena CNN en Español que en 95% de los hospitales del país solo están abastecidos en 5% y que el 90% de las farmacias está en déficit. 

Calificó la huelga como una acción “importante y valiente” de parte de los médicos. “Están aguantando hambre por la salud del pueblo, en contra del holocausto contra la salud en el que nos ha involucrado el Gobierno. Ellos, agobiados por la situación, tomaron esta medida heroica, inédita en el mundo“.

Resaltó que los doctores del estado andino llevan tres meses de protestas, marchas y asambleas que no han tenido resultados. “Y eso pasa no solo aquí sino en muchos hospitales. El gremio médico sale a protestar”.

Durante la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional de este jueves se aprobó conformar una comisión, integrada por Williams Barrientos, José Trujillo, Carlos Paparoni, Laurens Castro y dos representantes de la bancada del Gran Polo Patriótico, para evaluar el estado de salud de los huelguistas.

“Hay organizaciones a nivel mundial dispuestos a ayudarnos, todo sea por el bien de la población. Las personas que mueren por no poder cumplir su tratamiento médico es un hecho criminal. Por encima de cualquier concepto político está el problema de la salud“, señaló Barrientos, que inició el debate.

La protesta fue visitada por Virgilio Castillo, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes, para ratificar su apoyo a la medida. Paralelo a la huelga, los trabajadores de esta universidad se han sumido en protestas para exigir un presupuesto justo y reformas salariales.