A cuatro presos políticos les han revocado las medidas cautelares sin previo aviso

No es la primera vez que un tribunal revoca medidas sustitutivas sin previo aviso. El episodio que vivieron las familias de Leopoldo López y Antonio Ledezma durante la madrugada de este martes primero de agosto, ya lo habían atravesado los parientes de dos presos políticos más: Raúl Isaías Baduel y Daniel Ceballos.

El 11 de agosto de 2015, el exalcalde de San Cristóbal, estado Táchira, llegó a su casa en Sebucán para el arresto domiciliario que le otorgó el Tribunal 15 de Juicio de Caracas por las condiciones de salud delicadas que padecía en ese momento.

La medida cautelar fue solicitada por la Fiscalía, antes de que se iniciara el juicio en su contra. Pero, un año después el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) irrumpió de madrugada en la vivienda de Ceballos y su familia para llevárselo a una supuesta revisión médica, que nunca se dio sino que fue la excusa que usaron para recluirlo en el Internado Judicial de San Juan de los Morros “26 de Julio”, en el estado Guárico.

El Ministerio para Relaciones Interiores, Justicia y Paz  se pronunció sobre los hechos. El organismo informó a través de un comunicado que el político tenía un plan de fuga para coordinar hechos violentos el próximo 1º de septiembre.

Daniel Ceballos fue detenido el 19 de marzo de 2014 por incurrir, presuntamente, en los delitos de rebelión y agavillamiento durante las protestas violentas que se registraron entre febrero y mayo de ese año. Pocos días después, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia lo destituyó de la Alcaldía de San Cristóbal y ordenó su arresto por 15 meses en el Sebin.

A principios de 2017 le ocurrió al general retirado Raúl Isaías Baduel. El 12 de enero el exministro de Defensa acudió a su presentación rutinaria a los tribunales militares, según lo dispuesto en agosto de 2015 cuando le otorgaron la medida sustitutiva de su condena. Pero al salir del juzgado castrense, funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) lo detuvieron nuevamente.

El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, aseguró que Baduel había violado la medida sustitutiva de la que gozaba y desmintió que se le estuviera abriendo un nuevo proceso militar, pero un día antes de que terminara su condena a siete años y once meses de cárcel por corrupción vinculada con la adquisición de equipamiento militar, le fueron imputados nuevos delitos y privado de libertad en el Centro Nacional de Procesados Militares, comúnmente llamada cárcel de Ramo Verde.

El 2 de marzo de este año el Tribunal Primero de Ejecución de Caracas le imputó los delitos de de traición a la patria e instigación a la rebelión.

La madrugada de este 1 de agosto, los funcionarios del Sebin ingresaron violentamente a las residencias del dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, y del exalcalde Antonio Ledezma, quienes tenían medidas sustitutivas a la privativa de libertad.