5 de junio, el día que la AN se reencontró con sus dos diputados encarcelados por el Gobierno

La Asamblea Nacional (AN) era una fiesta, un solo abrazo. Los invitados más esperados llegaron después de la convocatoria hecha para las 10:00 am de este martes 5 de mayo, pero la alegría del reencuentro desbordó a todos. Luego de casi tres años, los parlamentarios se reencontraron con Renzo Prieto, diputado suplente por el estado Táchira. Tras 17 meses, se volvieron a abrazar también con Gilber Caro, suplente por Miranda.

De estar en El Helicoide (sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional en Caracas) y en la cárcel de Fénix (en Lara), respectivamente, Prieto y Caro llegaron para ocupar sus respectivas curules. El primero estuvo 1.484 días privado de libertad luego de haber sido detenido el 10 de mayo de 2014 por efectivos del Sebin. El segundo, permaneció 507 días preso tras su detención a principios de 2017.

Los largos abrazos, entre guiños y palmadas de camaradería en la espalda, barrieron con la formalidad del recinto y la vestimenta formal. A las 12 del mediodía, Prieto se paró frente a la tribuna de oradores, levantó su mano y fue juramentado por el presidente de la AN, Omar Barboza.

Acto seguido, el Hemiciclo rompió a cantar el himno nacional y el diputado tachirense se abrazó a Caro. Desde el 5 de enero de 2016, fecha en la que se instaló la AN de mayoría opositora, Prieto no había podido juramentarse.

“Lo primero que hice cuando salí de El Helicoide fue llamar a mi papá. Lo saludé y le dije que ya estaba libre. Esa noche no dormí para poder ver el amanecer“, dijo Prieto tras haber sido juramentado.

Desde uno de los palcos vitoreaban y saludaban otros de sus compañeros que también fueron presos políticos: el concejal de San Cristóbal, José Vicente García; el ex alcalde del municipio San Cristróbal, Daniel Ceballos; Raúl Emilio BaduelAlexander Tirado y Gabriel Vallés. Algunos de ellos coincidieron con Prieto en El Helicoide.

Pese a que los dos diputados encarcelados salieron de sus prisiones el pasado sábado 2 de junio, luego de que el Gobierno anunciara el otorgamiento de medidas sustitutivas de libertad para 41 presos políticos, en el Hemiciclo aún estaba colgada la pancarta con la imagen de Caro que llevaba el conteo de sus días privado de libertad.

El diputado suplente subió hasta el tercer piso, arrancó los números y tiró la pancarta. El sitio estalló en aplausos.

El debate sobre la declaración de Cúcuta y sobre el informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la violación sistemática de derechos humanos en Venezuela, ambos contemplados en el orden del día de la AN, quedaron en segundo plano frente la emotividad del reencuentro.

El inicio del debate de la situación de los presos políticos en el país, también en el orden del día, estuvo a cargo de Gilber Caro. Junto a él, los demás presos políticos subieron a la tribuna de oradores. Algunos de ellos llevaban la franela con una ilustración del rostro de Leopoldo López bajo la formalidad de los sacos.

Caro tomó la palabra y habló en calidad de diputado porque los demás excarcelados tienen prohibido declarar a los medios. “Yo no fui solamente preso político, también fui preso común y visité las cárceles del país por 10 años”, expresó el suplente por el estado Miranda. “Yo nunca oculté mi pasado y esa condena ya la cumplí”.

Ratificó que, desde su curul, mantendrá su lucha por la liberación de los demás presos políticos y pidió por la libertad de López. También se refirió a las conversaciones que ha mantenido con Iván Simonovis, preso desde el 11 de abril de 2002, quien dijo que lo más difícil de estar privado de libertad es perder momentos que nunca volverán, como los cumpleaños de su hija.

“¡Libertad, libertad, libertad!” corearon los presentes en el Hemiciclo. También recordaron a los funcionarios de la Policía Metropolitana presos por los hechos de abril de 2002, a los estudiantes de la Upel y a los integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) que se pronunciaron en contra del Gobierno. Todos permanecen tras las rejas.

“Vamos a liberar a los demás presos políticos. Vamos a liberar a los 30 millones de venezolanos”, gritó el diputado Juan Pablo Guanipa.

Fotos: Cristian Hernández/EFE

(Visited 382 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!