“Vivimos una anomia cada vez más acelerada”, advierte Margarita López Maya - Efecto Cocuyo

“Vivimos una anomia cada vez más acelerada”, advierte Margarita López Maya

El megaapagón y los estragos que aún viven los venezolanos en el interior del país son síntomas de que el Estado “está en pleno colapso vertiginoso”, advierte la historiadora, Margarita López Maya.

“Estamos a la intemperie, en un estado salvaje, primitivo. Las normas de convivencia se han ido destruyendo y vivimos una anomia (ausencia de ley o de normas sociales) cada vez más acelerada”, explica.

La analista política subraya que atravesamos “un momento de inflexión” en donde no existen garantías de convivencia para los ciudadanos.

“El otrora petroestado no puede garantizar los derechos humanos más elementales y la cúpula militar y civil que gobierna el país pareciera insensible ante el sufrimiento de la población, está demasiado centrada en producir un relato que lo justifique ante sus bases cada vez mas mermadas y fanáticas”, sostiene.

Maya señala que otro objetivo del régimen de Nicolás Maduro es acallar a Juan  Guaidó como “líder de la resistencia”.

“Guaidó es muy vulnerable porque el día que la dictadura de Maduro decida asumir el costo de su detención puede ser apresado”, afirma.

Considera que la presión internacional y las movilizaciones ciudadanas son las dos grandes protecciones que tiene el presidente encargado de Venezuela y presidente de la Asamblea Nacional.

“Que haya logrado pasar por Maiquetía sin que se le pusiera preso tiene mucho que ver con la mirada internacional, con las muy firmes declaraciones de Estados Unidos, el Grupo de Lima, la presencia de diplomáticos en Maiquetía y la habilidad de llegar en un avión que no se esperaba”, manifiesta.

Sobre el movimiento social que lidera Guaidó expresa: “Creo que la llama va a seguir prendida, hay más organización en las protestas”.

Ejército en crisis

La analista ve en las bajas, los encarcelamientos y las huidas de funcionarios policiales y militares hacia el territorio colombiano señales de un ejército en crisis.

“La dictadura de Maduro se sostiene por un aparato de propaganda sofisticado de corte neototalitario y por un ejército que aparentemente está en pleno proceso de derrumbe. Por eso busca asustar y amedrentar a la población con grupos paramilitares o mercenarios”, concluye.

Actualmente 180 militares están tras las rejas víctima de torturas aberrantes, según denuncian sus familiares.

Lea también:

Jesús González: Estamos en un estado de supervivencia

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!