TSJ en el exilio buscará renovar el Poder Judicial en Venezuela

Este viernes, 13 de octubre, se instaló el Tribunal Supremo de Justicia designado por la Asamblea Nacional en la sede de la Organización de Estados Americanos y comenzó su año judicial.
El alto tribunal sesionará en la OEA, Washington, en una oficina privada y en Colombia, donde celebrarán la próxima reunión.

Así lo explicó a un grupo de medios, entre ellos Efe, Miguel Ángel Martín, presidente del Supremo opositor que se “instaló” hoy en el Salón de las Américas de la OEA, con el apoyo rotundo del secretario general del organismo, Luis Almagro, y el rechazo de los embajadores de los países miembros, incluyendo a los críticos del gobierno de Nicolás Maduro, pues lo consideran “insólito”.

En una nota de prensa, los magistrados señalaron: “Como un mecanismo de presión internacional contra la dictadura instaurada en Venezuela, se decidió de manera inédita instalar un Tribunal Supremo de Justicia en el exilio“.

Por su parte, Martín, presidente del TSJ nombrado por el Parlamento, dijo que buscarán la renovación del Poder Judicial, acusado por la oposición de estar parcializado en favor del gobierno de Maduro. Asimismo pidió a los actores políticos impulsar un verdadero diálogo, con la participación ciudadana y con la colaboración internacional. “Invitamos a todos los venezolanos a conformar una alianza para alcanzar nuestra independencia y nuestra libertad”, indicó.

Los jueces llevan más de dos meses perseguidos por el régimen venezolano, así que han tenido que salir de Venezuela: el 11 de octubre los seis jueces que estaban asilados en la residencia del embajador de Chile, en Caracas, se fueron del país. Mediante un comunicado, la Cancillería chilena anunció la salida de los funcionarios sin dar detalles. “Dado que el gobierno de Venezuela no otorgará el salvoconducto a magistrados legítimos asilados en la Embajada de Chile, decidimos volar”, dijo la magistrada Elenis Rodríguez.

A las 10:30 am los magistrados pasaron entre aplausos y gritos de júbilo al centro del salón, donde esperaron a que fueran interpretadas las notas del Himno Nacional. A la ceremonia asistieron los alcaldes de Chacao y El Hatillo, Ramón Muchacho y David Smolansky, respectivamente, quienes también tuvieron que irse del país por las amenazas del gobierno venezolano.

El Poder Legislativo dio este paso porque considera que los magistrados actuales están al servicio del gobierno y que fueron designados de manera irregular.

Con información de EFE

(Visited 7 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply