Tres mujeres se impusieron como candidatas de la MUD

Tres mujeres representarán a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en las elecciones regionales de octubre. Cada una con un perfil diferente, orígenes políticos distintos y planteamientos que pueden diferir, pero tienen en común dos puntos: ser diputadas de la Asamblea Nacional y el haber alcanzado la victoria en sus respectivos estados por encima de sus contrapartes masculinos.

Laidy Gómez en el Táchira, María Beatríz Martínez en Portuguesa y Larissa González en Delta Amacuro, lograron posicionarse como las abanderadas de la MUD frente al chavismo, fuerza política que actualmente mantiene el poder en esas regiones.

En las elecciones regionales de 2012 solo una mujer fue candidata por la MUD: Soraya Hernández fue apoyada por gran parte de los partidos pertenecientes a la unidad, para representar a la oposición en el estado Monagas.

“La hija de la frontera” se impuso 

Laidy Gómez aspira a convertirse en la primera mujer gobernadora del estado Táchira. La abogada de 35 años, diputada de la Asamblea Nacional electa en 2015, es conocida como la “hija de la frontera”, eslogan que utilizó durante su campaña para convertirse en parlamentaria por la entidad.

Laidy Gómez

Según la prensa local, el ser joven, nacida en Rubio, haber estado presente en la región mientras se desarrollaban las protestas de este año y apoyar a los gremios afectados durante el cierre de la frontera, influyeron para que pudiera ganar las primarias.

A diferencia de casi todos sus rivales dentro de la coalición opositora, Gómez ha realizado parte de su carrera política en el Táchira, por lo que es considerada como una mujer que conoce las realidades del estado.

Pese a que su partido político Acción Democrática representa el periodo previo al chavismo, según entrevistas de medios regionales a electores, parte de la oposición la califica como “una política que no está manchada por el pasado”.

Los otros candidatos de las primarias en Táchira: Juan Requesens, de PJ; Patricia de Ceballos, de Voluntad Popular (VP); Miguel Ángel Rodríguez, por Avanzada Progresista (AP) y Fernando Andrade del partido socialcristiano Copei, aceptaron los resultados y anunciaron su apoyo a Gómez, quien buscará retomar para la oposición la entidad, que desde las últimas elecciones es gobernada por el oficialista José Vielma Mora.

Una foránea gana las primarias en Delta Amacuro

Aunque criticada por no haber nacido en la entidad y por tener solo dos años haciendo política en la región, Larissa González es la ganadora en las primarias, frente a un exgobernador de la entidad, Emeri Mata Millán, abanderado por AD; el médico epidemiólogo Reinaldo Márquez, por UNT; y el diputado de la Asamblea Nacional, José Antonio España, de Primero Justicia.

Larissa González

González,  esposa del exgobernador de Monagas, Eduardo Martínez, llegó al estado en 2015 procedente de Maturín para ser una de las representantes de la entidad en el parlamento venezolano y comenzó un trabajo social con las diferentes comunidades indígenas conectadas con la capital de la entidad, Tucupita, por medio de vías fluviales.

Actualmente es secretaria general de AD en Delta Amacuro y una denunciante del abandono del Estado a las comunidades indígenas de la región, quienes padecen, según lo dicho por la candidata ante los medios de comunicación, de enfermedades como la malaria y desnutrición.

Aunque su ejercicio político en Delta Amacuro es reciente, la prensa local destaca que ha podido movilizar la maquinaria partidista de AD hacia comunidades fluviales, para convertirse en la actual abanderada de la MUD, en un estado donde dos de los gobernadores electos han sido mujeres.

Quien ejerce el cargo en la actualidad y también abanderada por el partido de Gobierno para la reelección, Lizeta Fernández, ha criticado a González por no ser de la entidad, en medio de su campaña electoral ante las elecciones de octubre.

Vocación por el derecho y la política le vienen de familia 

María Beatriz Martínez

El padre de la ahora candidata por la MUD en Portuguesa, María Beatriz Martínez, fue gobernador de la entidad en 1979, durante el gobierno del presidente Luis Herrera Campins, y le heredó a su hija, además de una vocación política, un camino para el ejercicio del Derecho.

Nació en Guanare, tiene dos hijos, está casada con un productor agropecuario y al igual que su padre, Manuel Ricardo Martínez Angulo, estudió abogacía, profesión que ha ejercido. En 1996 fue nombrada procuradora de la gobernación durante cuatro años, luego se especializó en derecho administrativo y laboral para dedicarse al libre ejercicio y a la docencia en universidades de la región llanera.

En 2014 decidió iniciar una carrera política. Ese año se unió a PJ y en 2015 fue electa para la Asamblea Nacional como representante de la entidad.

Dentro de la oposición, ha sido criticada por ser una persona nueva en la política; sin embargo, los electores demostraron estar buscando “caras nuevas” señaló a Efecto Cocuyo, el secretario de organización regional de Primero Justicia en Portuguesa, Joel Silva.

Silva explicó que en el estado Portuguesa la oposición se enfrenta a varios desafíos, entre ellos que la candidata sea mujer; pese a que no sería la primera en aspirar y ejercer el cargo, “en el estado hay resistencia al liderazgo femenino”, comentó.

Sobre el candidato del Gobierno informó que hasta la realización de las primarias las encuestas manejadas por su partido político posicionaban al postulado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), por encima de Martínez por dos puntos porcentuales.

Para el dirigente, que la ahora abanderada de la MUD sea una candidata nueva en la política puede jugar a favor de la oposición, que no ha ganado en el estado desde que se instaló el chavismo en el poder.

Martínez deberá medirse contra el actual alcalde de Guanare, Rafael Calles, apoyado por el Psuv, y contra la exgobernadora, Antonia Muñoz, quien intenta seguir en la contienda, pese a que fue rechazada por el Consejo Nacional Electoral y expulsada del partido de Gobierno. “Si ella se lanza, puede afectar al chavismo, por eso quieren dejarla por fuera” aseveró Silva.