Renuncia de Maduro y mejoras de las condiciones laborales exigen trabajadores

“Hoy es un día en el que deberíamos comernos una parrilla, pero no tenemos ni para comprar un huevo“,  dijo el presidente del Sindicato de Trabajadores Petroleros, Iván Freites, durante su intervención en la concentración convocada por el Frente Amplio Venezuela Libre este martes 1 de mayo Día Internacional del Trabajador, frente al Centro Comercial Lido.

Gremios profesionales protestaron por las precarias condiciones laborales que no les permiten tener una mejor calidad de vida y también solicitaron la renuncia del presidente Nicolás Maduro. Anunciaron para el 15 de mayo  una protesta nacional e internacional.

El Movimiento de Liceístas, la Federación de Trabajadores de la Construcción (Fetraconstrucción) y los organizadores del Congreso Nacional de Juventudes se unieron a la convocatoria a la voz de “¡Con hambre y miseria, no hay educación!”.

También se encontraban miembros de organizaciones que agrupan a los empleados del sector de la salud, como la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud) y el Colegio de Bioanalistas. En representación del área educativa participaron la Federación Venezolana de Maestros (FVM) y las asociaciones de profesores de la Universidad Central de Venezuela (Apucv) y de la Universidad Simón Bolívar (Apusb).

Uno de los convocantes a la concentración por el Frente Amplio y dirigente de la Causa R, Andrés Velásquez, instó a los asistentes durante su derecho de palabra a “levantar banderas de libertades democráticas” y aseguró que no habrá posibilidad de desarrollar una clase obrera mientras estemos en “dictadura”.

Con respecto al aumento salarial anunciado por el Ejecutivo el pasado lunes, Velásquez comentó que cada vez que se anuncia un aumento sin atacar la hiperinflación, “significa sal y agua para los trabajadores”. Entre los políticos que acudieron a la manifestación también se encontraba el diputado de la Asamblea Nacional (AN), Stalin González.

El líder sindical de los trabajadores de la salud, Pablo Zambrano, aseguró que a los agremiados los está tratando como “esclavos“, porque prestan el servicio, pero no tienen para comer. “Desde el obrero hasta el médico cobraron hasta 400 mil bolívares esta quincena”, detalló el dirigente.

El dirigente aseguró que el aumento del salario mínimo que anunció ayer el presidente Maduro “ya se lo tragó la hiperinflación“.

El secretario general de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), José Elías Torres, destacó que sus agremiados están peleando “por la vida”. Sin embargo, resaltó la situación ha logrado que los trabajadores se unan en favor de sus reivindicaciones y de la mejora de su calidad de vida.

Edgar Machado, de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), explicó para Efecto Cocuyo que la situación de los trabajadores de la educación es “dramática” y enumeró que los estudiantes no están asistiendo a clases porque no tienen comida en sus casas, los distintos miembros de la comunidad educativa están migrando “para sobrevivir” y pocos docentes imparten sus materias por los mismos problemas que enfrentan los alumnos.

“Nosotros en Caracas hemos tratado de ir a la Zona Educativa. Muchas veces nos reciben, pero la carta queda en un escritorio. Vamos a solicitar una reunión con él (Javier Rojas, jefe de las zonas educativas de Distrito Capital) para hablar de la situación. De lo contrario, tomaremos acciones sindicales“, advirtió Machado.

Trabajadores: Faltó apoyo

Más allá de las manifestaciones de rechazo a la gestión del mandatario nacional de los distintos gremios, la convocatoria del Frente Amplio no contó con apoyos suficientes para llenar la avenida Tamanaco. Los asistentes ocuparon media cuadra en sentido hacia Chacaíto.

Jorge Salazar, uno de los trabajadores que atendió la convocatoria, atribuyó la muy poca participación a que los ciudadanos están decepcionados de la dirigencia opositora, sumado a que las personas no cuentan con recursos, como dinero en efectivo, para trasladarse a una concentración.

Un contador público de 61 años de edad, que no quiso dar su nombre, recordó que las marchas del primero de mayo solían ser “apoteósicas“. En su opinión, la escasa presencia de manifestantes responde a la desmotivación de la gente, que “no cree en los políticos”. “No le voy a decir a nadie que vaya a votar (el próximo 20 de mayo), pero yo voy a votar”, dijo el profesional.

El líder de la Apusb, William Anceume, comentó sobre la poca asistencia a la convocatoria del Frente Amplio que los partidos políticos no han encontrado cómo encauzar las circunstancias que aquejan a los venezolanos. “La concentración me demuestra que la dictadura afianzó sus mecanismos para impedir las movilizaciones masivas, generan terror en los ciudadanos”.

  • Así se encontraba la avenida Tamanaco a las 11 de la mañana

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!