“¿Quiénes somos? ¡Los abuelos! ¿Qué queremos? Losartán”, gritaron en la Libertador

Los alrededores de la plaza Brión de Chacaíto, estaban custodiados por cientos de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). La mañana de este viernes 12 de mayo, los abuelos opositores al gobierno del presidente Nicolás Maduro, se concentraron para marchar hasta la Defensoría del Pueblo, pero los funcionarios policiales trataron de impedir la movilización y rociaron a los manifestantes con gas pimienta.

“¡Queremos pasar y vamos a romper el piquete!”, gritaban los manifestantes mientras forcejeaban con los funcionarios de la PNB en Chacaíto. Pasadas las 10 de la mañana, aproximadamente en cuatro oportunidades los jubilados intentaron pasar a las fuerzas por la barrera policial para marchar por el bulevar de Sabana Grande, pero nuevamente fueron reprimidos. Algunos abuelos seguían gritando consignas y otros se limpiaban con agua y bicarbonato para contrarrestar los efectos del gas pimienta.

Desde los comercios y las residencias que está en el bulevar, varias personas miraban y gritaban para apoyar a los abuelos. “Déjenlos marchar en paz”, se escuchaba. Los diputados Arnoldo Benítez, Ismael León y el secretario general de la Federación Nacional de Jubilados y Pensionados de Venezuela Omar Vásquez, quienes lideraban la movilización, dialogaron con los funcionarios de la PNB, para que se les permitiera marcha hasta la av. Libertador. Después de 15 minutos, los funcionarios acordaron dejar pasar a los pensionados y custodiaron la marcha.

Al llegar a la Libertador, los manifestantes gritaban al unísono: “¿Quiénes somos? ¡Los abuelos! ¿Qué queremos? ¡Losartán!”, en referencia al antihipertensivo de alta demanda que se encuentra escaso en el país. En la avenida, se veía un gran despliegue con barreras de la PNB que impedía el tránsito hacia el centro de Caracas.  “¿Ahora qué hacemos?” se preguntaban los adultos mayores opositores.

“Los vamos a dejar acercarse al piquete, vendrá un funcionario de la Defensoría (del Pueblo) a recibir el documento que ustedes van a entregar”, dijo a los abuelos un funcionario de la PNB. Tras las palabras del efectivo policial, los manifestantes se acercaron a la barrera y gritaban: “¡somos los abuelos y queremos cestatickets!”.

Tal y como estaba acordado, al lugar llegó Alfredo Ruíz, director ejecutivo de la Defensoría del Pueblo y recibió el petitorio de los manifestantes. “Nosotros ya hemos enviado muchos documentos a la Defensoría, queremos que este se cumpla. Queremos que se abra el canal humanitario para las medicinas“, dijo un señor mientras el funcionario recibía el documento.

Los opositores escribieron en la barrera “No más represión, vivan los abuelos”. Se quedaron en la avenida hasta que la lluvia los dispersó poco a poco. Frente al cordón policial quedaron pocas personas que intentaron enfrentarse a los efectivos de seguridad para pasar al otro lado, pero los funcionarios los ahuyentaron nuevamente con gas pimienta.

 Fotografías: Ivan Reyes y Miguel Gutiérrez (EFE)

(Visited 609 times, 14 visits today)