¿Qué salida tiene Venezuela para frenar sentencia de la CIJ sobre el Esequibo?

En la Corte Internacional de Justicia (CIJ) reposa una solicitud del gobierno de Guyana para que se resuelva el conflicto territorial que este país mantiene con Venezuela desde hace 52 años por el territorio Esequibo.

La administración de David Granger introdujo el exhorto el 29 de marzo luego de que el exsecretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Ban Ki Moon adelantara que el asunto se llevaría ante la Corte con sede en La Haya si para finales de 2017 no había avances significativos a través del mecanismo de los buenos oficios.

Este jueves 5 de abril, el gobierno de Guyana reavivó la disputa pidiendo a la CIJ que exija a Venezuela retirarse de la isla de Anacoco que ha ocupado por 51 años, para así poder reclamar la mitad que supuestamente le corresponde.

“Venezuela debe inmediatamente retirase de la mitad este de la Isla de Anacoco y cualquier oro territorio reconocido como soberano de Guyana según lo acordado por el Laudo Arbitral de París de 1.899”, reza la solicitud, reseño Efe.

El abogado, exembajador y experto en temas sobre el Esequibo, Emilio Figueredo Planchart, opina que la Cancillería, en las manos de la exministra Delcy Rodríguez, cometió el error de insistir en un mecanismo ya agotado como el de los buenos oficios y aceptar el plazo de un año que dio el Ban Ki Moon para que se sometiera la controversia al arbitraje.

“Venezuela ha debido pedir que el caso fuera a mediación o proponer otro mecanismo como la conciliación y no insistir en los buenos oficios”, criticó.

Pero, ¿qué salida tiene Venezuela para frenar la sentencia de la CIJ?

Planchart explicó que el Gobierno de Nicolás Maduro puede intentar una contrademanda ante la Corte Internacional de Justicia para solicitar que, en lugar de que se analice el Laudo Arbitral, se analice el contenido del Acuerdo de Ginebra y determinar si se ha cumplido o no y se ha aplicado correctamente.

“La contrademanda solo sería una medida dilatoria, pues ya el conflicto será resuelto judicialmente”, apuntó.

El experto advirtió que si Venezuela no asiste ante la CIJ, este órgano judicial igualmente puede sentenciar sobre la materia.

Afirmó que el secretario de la ONU, Antonio Guterres, sí tiene atribuciones para elevar la disputa a la CIJ, pues así lo establece el propio Acuerdo de Ginebra.

Sin embargo, la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, aprobó un acuerdo en rechazo a la decisión de Guterres y establece que: “estamos ante una clara falta de competencias del Secretario General de la ONU para remitir la controversia a la Corte Internacional de Justicia. Tomando en cuenta el principio de libre elección de los medios de solución pacifica consagrado en el Artículo 33 de la Carta de la ONU, que permite a los sujetos de Derecho Internacional determinar voluntariamente cómo resolverlas; así como la sección motiva y dispositiva del Acuerdo de Ginebra que privilegia el entendimiento entre las partes; la función del Secretario General es colaborar con las mismas en la elección de un medio”.

Lea el acuerdo del Parlamento.

(Visited 199 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!