Proyecto de reforma electoral busca acabar con “discrecionalidad” del CNE

La Asamblea Nacional se prepara para discutir una nueva ley que busca regular la actuación de otro poder, el Electoral. En medio de la incertidumbre sobre si habrá elecciones de gobernadores o si se activará el referendo revocatorio, organizaciones y especialistas diseñaron un proyecto para reformar las normativas por las que se rigen los procesos correspondientes al Consejo Nacional Electoral (CNE): la Ley Orgánica de Procesos Electorales y la Ley Orgánica del Poder Electoral.

La modificación de las leyes propone mecanismos para acabar con la “discrecionalidad” del CNE y permitir el sufragio y la participación de los ciudadanos en los procesos electorales. Contrario a la nueva propuesta, sostuvo el profesor e investigador Juan Berríos, la normativa actual no regula los procesos electorales, sino la implicación de los venezolanos en este tipo de procesos.

“Se buscan establecer reglas claras y precisas“, aseguró Berríos, sobre la manera de proceder del CNE; así como también promover la certeza, la transparencia y la integridad electoral.

La reforma electoral regularía el funcionamiento del ente comicial, de tal manera que no le permitiría prorrogar elecciones. En el proyecto también se prohíbe la reelección de rectores y hace hincapié en el hecho de que los funcionarios del organismo, especialmente aquellos en altos cargos, no pueden tener militancia política.

Revisión de temas para la reforma

Igualmente, trata la figura de los observadores, tanto nacionales como internacionales, la cual no está contemplada en la normativa actual. Sobre este tema, sugiere que se suprima el papel de acompañamiento internacional electoral y que se restituyan las misiones de observación.

“Existen estándares de trabajo como los que proponen la Organización de las Naciones Unidas, el Centro Carter o la Organización de los Estados Americanos (OEA), que tienen que seguir unos protocolos“, explicó el presidente del comité directivo de la Asociación Civil Súmate, Roberto Abdul. “El informe que entregó la misión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) no fue publicado. Se lo entregaron a la directiva del CNE“.

La reforma también establece que los centros de votación no pueden estar asociados a un determinado partido político o quedar dentro de una oficina pública, como ocurrió en las elecciones parlamentarias del pasado 6D, en donde se habilitaron centros llamados “La Siembra del Gigante”, “Robert Serra” o “Hugo Chávez”.

“La gente tiene desconfianza del árbitro. Hay dudas sobre temas como el secreto del voto y la equidad en las campañas electorales“, agregó Berríos. Sin embargo, especialistas y representantes de ONG como Ciudadanía Activa, Súmate y Asamblea de Educación aplaudieron la operatividad y la funcionalidad del sistema automatizado para el ejercicio del voto.

Con respecto a la participación electoral en el exterior, la normativa propone que las ciudades en el extranjero en donde haya 80 electores o más tengan su propio centro de votación, independientemente de que cuenten con una oficina consular.

Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la UCAB, informó que el proyecto de reforma electoral fue consultado a organismos internacionales, entre ellos la Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA) y a la Organización de los Estados Americanos (OEA). Se prevé que, próximamente, la normativa sea discutida en la Asamblea Nacional.

Alarcón también informó que la Ley de Referéndum fue trabajada por el jurista Jesús María Casal y que también está previsto que se realice una revisión a temas como la reelección indefinida y la duración del período presidencial.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply