Primer ministro renuncia y la economía británica sufre un bajón por el Brexit

Luego de conocerse los resultados del referendo en el que una mayoría del 51,9% de los británicos decidieron abandonar la Unión Europea, el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, anunció que no será él quien comande al país en su “nuevo camino”.

Durante la campaña para las elecciones generales del Reino Unido en 2015, Cameron fue el primero en proponer una consulta sobre la permanencia del país en la UE, donde instó a los ciudadanos a votar por la continuidad.

No obstante, esta derrota colocó en entredicho su autoridad, por lo que informó que dimitirá el próximo mes de Octubre. “El Reino Unido necesita un nuevo liderazgo que tome nuevas decisiones”.

“Los británicos han elegido abandonar la Unión Europea, y su decisión debe ser respetada. Pero no creo que sería correcto que yo tratara de ser el capitán que lleve a nuestro país a su próximo destino”, sentenció el jefe del Gobierno.

Minutos después de conocerse el resultado del Brexit (contracción de la frase British Exit), la moneda británica, la libra esterlina, registró una caída en su valor de más del 10% con respecto al dólar estadounidense y 7% en referencia al euro, lo que representa el precio más bajo desde 1985.

Como consecuencia los principales bancos británicos, entre los que destacan Barclays y The Royal Bank of Scotland (RBS), sufrieron una caída del 30% en sus acciones. Sin embargo, Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, expresó que se esperaba estos cambios drásticos y recalcó que las instituciones financieras del país están preparadas para resolver.

Desde el año 2010, cuando Cameron asumió el cargo de Primer Ministro, la economía del país nórdico logró superar la crisis económica de Europa y se ubicó como una de las más sólidas del continente, creciendo con vigor.

Foto: Reuters

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply