¿Plebiscito, consulta, referendo, juicio popular?, convocatoria de la oposición para el #16Jul

Este 3 de julio, en el documento del Gran Acuerdo Nacional suscrito por representantes de distintos sectores de Venezuela, se convoca a una consulta nacional que se realizará el 16 de julio. Se indica además el inicio de la “hora cero nacional” y se invocan los artículos 333 y 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En el documento leído por Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, se indica lo siguiente:

“… Convocamos a todo el pueblo de Venezuela a decidir qué camino debe asumir en esta encrucijada histórica. Por tanto, en virtud de los artículos 5, 333 y 350 de la Constitución convocamos a todo el pueblo de Venezuela a decidir el futuro, en un proceso nacional de decisión soberana y a defender el mandato que surja de este proceso, asumiendo una fase superior de lucha, a saber: el levantamiento democrático en la totalidad del territorio venezolano y el inicio de la hora cero nacional.

Solicitamos a la Asamblea Nacional que, bajo el artículo 71 de la CN convoque para el 16 de julio de 2017 un proceso nacional de decisión soberana en el que el pueblo de Venezuela exprese su determinación y se adhiera masivamente a la aplicación de los artículos 333 y 350 de la Constitución Nacional.”

Proponemos que sea el pueblo el que decida:

1.- Si rechaza y desconoce la Constituyente convocada inconstitucionalmente por Nicolás Maduro.

2.- El rol que demanda a todo funcionario, especialmente a la Fuerza Armada Nacional para lograr la restitución del orden constitucional.

3.- Si convoca y respalda la renovación de los Poderes Públicos que se encuentran al margen de la Constitución, un Gobierno de unión nacional y la realización de elecciones libres y transparentes.

Luego se agrega:

“Una vez que el pueblo venezolano haya decidido, haremos respetar su soberana sentencia y estaremos listos para iniciar las acciones que haya que tomar. Que quede claro, ante el país y ante el mundo, que esto es un proceso democrático  de rebeldía popular en ascenso”.

Para entender la propuesta de los factores de la oposición venezolana, así como de otros sectores como defensores de derechos humanos (Provea, Foro Penal), universidades (como la Católica Andrés Bello, entre otras), sindicatos, estudiantes, iglesias (católica y evangélica) y hasta artistas, intelectuales y otras personalidades que suscribieron el documento, el politólogo Nicmer Evans la vincula a lo establecido en el artículo 70 de la Constitución Nacional, el cual dispone:

Son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político: la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, la iniciativa legislativa, constitucional y constituyente, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de carácter vinculante, entre otros; y en lo social y económico, las instancias de atención ciudadana, la autogestión, la cogestión, las cooperativas en todas sus formas incluyendo las de carácter financiero, las cajas de ahorro, la empresa comunitaria y demás formas asociativas guiadas por los valores de la mutua cooperación y la solidaridad.

La ley establecerá las condiciones para el efectivo funcionamiento de los medios de participación previstos en este artículo”.

Evans, parte de la plataforma de defensa de la Constitución de 1999 y recientemente separado del movimiento de chavismo crítico Marea Socialista, ve con simpatía esta consulta.

“Aunque esta consulta tiene la validez de quien convoque, no tiene poder estrictamente vinculante, a menos de que se ate al artículo 70 de la Constitución y asuma que ésta (la consulta) es una gran asamblea de ciudadanos y ciudadanas, y si es un acto en este marco, esta decisión podría tener algún elemento vinculante. Pero todas estas son formas y subterfugios constitucionales que no responden a la demanda política e institucional. Es positivo porque de esto se trata la democracia, pero habría que ver los términos en los que termina de convocarse” advierte el politólogo, quien a propósito, no suscribió el documento del Gran Acuerdo Nacional por cuestionar que no fue debatido ni debidamente informado sobre el contenido de la propuesta.

Otros artículos de la Constitución que permiten comprender el alcance

Artículo 5.

La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.

Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

Artículo 71

Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes; o a solicitud de un número no menor del diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el registro civil y electoral.

También podrán ser sometidas a referendo consultivo las materias de especial trascendencia municipal y parroquial y estadal. La iniciativa le corresponde a la Junta Parroquial, al Concejo Municipal y al Consejo Legislativo, por acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; el Alcalde o Alcaldesa y el Gobernador o Gobernadora de Estado, o a solicitud de un número no menor del diez por ciento del total de inscritos en la circunscripción correspondiente.

Algunas dudas

No obstante ser visto como una acción política, que tenderá a agudizar el conflicto y la gobernabilidad en Venezuela debido a que mantendrá la protesta en la calle y seguirá retando las tácticas del Gobierno, los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática aun no explica los detalles técnicos de la convocatoria.

En el encuentro de este lunes no se precisaron:

.- Si se acudiría con la propuesta al Consejo Nacional Electoral.

.- Con qué registro se haría la consulta.

.- En cuáles centros electorales se activaría.

Tampoco se indicó exactamente cómo serán las preguntas. Lo que sí sabe es que el proceso será manual, según contestó a Efecto Cocuyo el gobernador Henrique Capriles Radonski.

La gran duda que quedó en el ambiente es si con esta iniciativa se avanza hacia la tesis de dos estructuras de gobierno. Es una posibilidad que se ha planteado ante el desconocimiento mutuo de los poderes y cuya confrontación se estima que continuará al pretender el Tribunal Supremo de Justicia destituir a la fiscal Luisa Ortega Díaz.

No obstante, el gobernador de Miranda sostiene que aun hay tiempo de frenar el desaguisado del Gobierno del presidente Nicolás Maduro. “Él  planteó a los venezolanos la guerra, Los venezolanos le vamos a plantear al Gobierno que en Venezuela va a prevalecer la democracia”, dijo Capriles Radonski, quien evitó bautizar esta consulta como referendo o plebiscito. Para él, es un juicio popular.